Mentalidad Web 01 Feb , 2016

El agua libre de impurezas y accesible para todos es parte esencial del mundo en que queremos vivir. Hay suficiente agua dulce en el planeta para lograr este sueño. Sin embargo, actualmente el reparto del agua no es el adecuado y para el año 2050 se espera que al menos un 25% de la población mundial viva en un país afectado por escasez crónica y reiterada de agua dulce. La sequía afecta a algunos de los países más pobres del mundo, recrudece el hambre y la desnutrición.

Esa escasez de recursos hídricos, junto con la mala calidad del agua y el saneamiento inadecuado repercuten en la seguridad alimentaria, los medios de subsistencia y la oportunidad de educación para las familias pobres en todo el mundo. Afortunadamente, se han hecho algunos avances en la última década y más del 90% de la población mundial tiene acceso a fuentes de agua potable mejoradas.

Para mejorar el acceso a agua apta para el consumo y al saneamiento, y la gestión racional de los ecosistemas de agua dulce entre las comunidades locales en varios países en desarrollo del África Subsahariana, Asia Central, Asia Meridional, Asia Oriental y Asia Sudoriental.

 

DATOS

  • 3 de cada 10 personas carecen de acceso a servicios de agua potable seguros y 6 de cada 10 carecen de acceso a instalaciones de saneamiento gestionadas de forma segura.
  • Al menos 892 millones de personas continúan con la práctica insalubre de la defecación al aire libre.
  • Las mujeres y las niñas son las encargadas de  recolectar agua en el 80% de los hogares sin acceso a agua corriente.
  • Entre 1990 y 2015, la proporción de población mundial que utilizaba una fuente mejorada de agua potable pasó del 76% al 90%.
  • La escasez de agua afecta a más del 40% de la población mundial y se prevé que esta porcentaje aumente. Más de 1700 millones de personas viven actualmente en cuencas fluviales en las que el consumo de agua supera la recarga.
  • 4 billones de personas carecen de acceso a servicios básicos de saneamiento, como retretes o letrinas.
  • Más del 80% de las aguas residuales resultantes de actividades humanas se vierten en los ríos o el mar sin ningún tratamiento, lo que provoca su contaminación.
  • Cada día, alrededor de 1000 niños mueren debido a enfermedades diarreicas asociadas a la falta de higiene.
  • Aproximadamente el 70% de todas las aguas extraídas de los ríos, lagos y acuíferos se utilizan para el riego.
  • Las inundaciones y otros desastres relacionados con el agua representan el 70% de todas las muertes relacionadas con desastres naturales

METAS

6.1  De aquí a 2030, lograr el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos.

6.2  De aquí a 2030, lograr el acceso a servicios de saneamiento e higiene adecuados y equitativos para todos y poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres y las niñas y las personas en situaciones de vulnerabilidad.

6.3  De aquí a 2030, mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación, eliminando el vertimiento y minimizando la emisión de productos químicos y materiales peligrosos, reduciendo a la mitad el porcentaje de aguas residuales sin tratar y aumentando considerablemente el reciclado y la reutilización sin riesgos a nivel mundial.

6.4  De aquí a 2030, aumentar considerablemente el uso eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores y asegurar la sostenibilidad de la extracción y el abastecimiento de agua dulce para hacer frente a la escasez de agua y reducir considerablemente el número de personas que sufren falta de agua.

6.5  De aquí a 2030, implementar la gestión integrada de los recursos hídricos a todos los niveles, incluso mediante la cooperación transfronteriza, según proceda.

6.6  De aquí a 2020, proteger y restablecer los ecosistemas relacionados con el agua, incluidos los bosques, las montañas, los humedales, los ríos, los acuíferos y los lagos.

6.a  De aquí a 2030, ampliar la cooperación internacional y el apoyo prestado a los países en desarrollo para la creación de capacidad en actividades y programas relativos al agua y el saneamiento, como los de captación de agua, desalinización, uso eficiente de los recursos hídricos, tratamiento de aguas residuales, reciclado y tecnologías de reutilización.

6.b  Apoyar y fortalecer la participación de las comunidades locales en la mejora de la gestión del agua y el saneamiento.

¿Cómo pueden las empresas contribuir al Objetivo 6?

Las empresas pueden contribuir de diferentes maneras al Objetivo 6. Hay determinadas empresas cuyo núcleo de negocio está más directamente ligado a este objetivo, como las del sector químico o las del sector de alimentación y bebidas. No obstante, todas las empresas, independientemente de su sector, pueden tomar medidas para contribuir a este ODS.

A nivel interno de la empresa:

  • Asegurando que los trabajadores tengan acceso a agua potable y a espacios apropiados para la higiene personal en las instalaciones.
  • Realizando una gestión sostenible del agua en las operaciones y fábricas de la empresa, con una política estricta de consumo y reutilización del agua.
  • Concienciando y formando a empleados y a los distintos departamentos en una gestión sostenible del agua.
  • Formando a proveedores en una gestión sostenible del agua y en la utilización de químicos sostenibles y no peligrosos en los procesos de fabricación y creación de productos y servicios.
  • Proporcionando condiciones laborales dignas a los proveedores en países con legislaciones débiles, asegurándose de que los trabajadores cuenten con sistemas de agua potable y saneamiento en las instalaciones y un sueldo suficiente, que les permita a ellos y su familia adquirir agua potable y productos de higiene.
  • Reduciendo el impacto medioambiental en las operaciones de la empresa y el uso de materiales y productos químicos peligrosos, para evitar contaminar los ecosistemas relacionados con el agua (bosques, las montañas, los humedales, los ríos, los acuíferos y los lagos).
  • Integrando la gestión del agua como una cuestión clave dentro de la estrategia de negocio.

A nivel externo de la empresa:

  • Utilizando los productos y servicios de la empresa para encontrar soluciones al acceso al agua y al saneamiento. Por ejemplo, una empresa del sector de la construcción, construyendo tanques de agua potable para comunidades rurales o una empresa del sector químico, realizando avances científicos que permitan un saneamiento adecuado para personas en áreas marginales.
  • Integrando en la empresa los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos, para asegurar que las operaciones de la empresa no impactan sobre el derecho humano al agua y saneamiento de los grupos de interés, por ejemplo, provocando la contaminación de un rio que afecte a una comunidad local próxima a él.
  • Invirtiendo en tecnologías que mejoren la sostenibilidad de la extracción y el abastecimiento de agua dulce, los servicios de saneamiento e higiene o la calidad del agua.
  • Compartiendo buenas prácticas relacionadas con la gestión sostenible del agua en workshops.
  • Realizando proyectos de cooperación al desarrollo destinados a actividades y programas relativos al agua y al saneamiento.
  • Creando alianzas público-privadas con ONG, universidades, sector público y otras empresas para realizar proyectos que contribuyan a un mayor acceso al agua y saneamiento de la población.

¿Cómo pueden medir las empresas su contribución al Objetivo 6?

Las empresas cuentan a su disposición con la guía SDG Compass, proyecto en común de Global Compact, WBCSD y Global Reporting Initiative. Esta guía contiene indicadores específicos para que las empresas puedan comprobar los avances en sus contribuciones a los diferentes Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Algunos ejemplos de indicadores relativos al ODS 6 son:

  • Porcentaje de empleados que reciben formación en materia de higiene.
  • Porcentaje de instalaciones adheridas a estándares de calidad del agua
  • Porcentaje y volumen total de agua reciclada y reutilizada
  • Grado de reducción de los impactos ambientales en los productos y servicios

¿Qué herramientas tienen las empresas a su disposición para facilitar la contribución al objetivo 6?

Las empresas cuentan con diferentes herramientas para guiar sus contribuciones a los ODS y más específicamente al objetivo 6.

  • Guía de Implantación de los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas: La herramienta aporta conocimiento y formación, evalúa tu situación actual en materia de Derechos Humanos e identifica tus principales riesgos e impactos. Además, incluye una identificación de riesgos específicos en relación al derecho al agua y saneamiento. http://compactlink.pactomundial.org/guia-principios-rectores
  • CEO Water Mandate:Iniciativa del Pacto Mundial de Naciones Unidas orientada al desarrollo, implementación y divulgación de políticas y prácticas de sostenibilidad del agua. https://www.unglobalcompact.org/take-action/action/water-mandate
  • Water Aid: Organización internacional cuya misión es posibilitar el acceso a agua potable y a saneamiento a las comunidades más pobres y marginadas. http://www.wateraid.org/
  • UN Global Compact Compass: Guía que proporciona herramientas e información a las empresas para alinear sus estrategias, así como medir y gestionar su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Descárgala aquí.
  • Business Call to Action: iniciativa promovida por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es una iniciativa que busca instar al sector privado a implementar modelos de negocio innovadores que combinen beneficio e impacto sobre el desarrollo. http://www.businesscalltoaction.org/

ENLACES


ODS 1 | ODS 2 | ODS 3 | ODS 4 | ODS 5 | ODS 6 | ODS 7 | ODS 8 | ODS 9 | ODS 10 | ODS 11 | ODS 12 | ODS 13 | ODS 14 | ODS 15 | ODS 16 | ODS 17 |