Aún no hemos calibrado los alcances del anuncio oficial en el sentido de que estamos en la peor sequía que el país ha tenido en los últimos cien años, aún cuando esto ha sido discutido en los últimos días por los meteorólogos en referencia a datos estadísticos de años pasados, pero el problema es innegable. Se sabe también que aunque el gobierno ha informado que ha destinado más de 36 millones de dólares para enfrentar el problema, éste afectará la economía del país y su crecimiento.

Se sabe también que la sequía y la falta de gas obligaron a las eléctricas a utilizar petróleo diesel para generar electricidad, con lo cual el costo de la energía en el primer bimestre de este año, casi triplica los valores del mismo período el año pasado, prometiendo convertirse en un problema bastante mayor, tanto para importantes empresas, como para las personas, ya que presionará sobre el valor de las cuentas de la luz e impactará también en los demás sectores, dado que la energía representa una parte importante de la estructura de costos de las empresas.

Lo fundamental en este caso es la toma de conciencia por parte de las personas y de las empresas, de tal modo de enfrentar esta crisis de la mejor manera y aportar en este sentido.

No cabe duda que la búsqueda de una solución al problema energético mundial está en avanzar en la investigación de nuevas fuentes que aseguren el suministro energético del planeta. Por años se han explotado los combustibles fósiles, llegándose cercano a su agotamiento y la sociedad ha empezado a tomar conciencia del impacto que esta explotación produce en el medioambiente. Por eso es tan importante unir los esfuerzos de personas, gobiernos, centros de investigación, ONGs, empresas locales y multinacionales en pos de proyectos en esta línea.

El Pacto Global que agrupa a las empresas en torno a su responsabilidad social, tiene uno sus pilares fundamentales en el área de la preservación del medio ambiente. La adhesión a los principios inspirados por el Pacto es un compromiso a trabajar para lograr estos objetivos que tienen por fin el bien común.

Es fundamental dar prioridad y dedicar recursos al estudio de energías renovables como base para disminuir la dependencia energética y a su vez cumplir con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, según lo acordado en el protocolo de Kyoto.

Las empresas del Pacto Global incorporan en su estrategia corporativa, el concepto de desarrollo sostenible, diseñando la utilización racional de los recursos naturales y en su programación a largo plazo, incluyen fuertemente la potenciación del uso de energías renovables y la investigación y el desarrollo de tecnologías limpias y eficientes.

21 Feb , 2008 0 Comments Noticias