Todo en ella fue pensado para cuidar el medioambiente, desde su diseño y construcción hasta su equipamiento, y cuenta con paneles solares e iluminación que ahorra energía, entre otras características.

Homecenter Copiapó: La primera tienda “verde” de LatinoaméricaLa tienda Homecenter Sodimac Copiapó se convirtió en el primer edificio de Retail certificado LEED en Chile y el segundo proyecto en obtener dicha acreditación en nuestro país. De esta manera, pasó a formar parte de la gran cantidad de edificios eficientes y respetuosos con el medioambiente que existen en todo el mundo.

El sistema LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) es un programa de certificación voluntario creado por el Green Building Council de Estados Unidos para el mercado local, pero que se ha convertido en parámetro mundial a la hora de hablar de edificios sustentables. Lo que hace es asignar puntajes de acuerdo a las características ambientales del edificio. “No es un premio, sino una certificación a manos del U.S. Green Building Council, que acredita que la tienda cuenta con los requisitos que hacen de un edificio una obra sustentable, y que tienen que ver con el ahorro de energía y de agua, la reutilización de materiales, elección del terreno, etc.”, dijo Eduardo Isaacson, gerente de Proyectos Corporativos de Sodimac.

En tanto, el gerente de RSE de Sodimac, Juan Carlos Corvalán, agregó que “todo lo que hemos hecho en Copiapó es una experiencia que nos permitirá aplicarla igual o de mejor forma en las futuras tiendas Sodimac. A partir de aquí la compañía ha asumido una nueva filosofía a la hora de proyectar una tienda bajo los conceptos de sustentabilidad. Queremos desarrollar proyectos amigables con el medio ambiente y que no acrecienten el calentamiento global. Estamos conscientes de que los edificios en su construcción y en su operación son los mayores emisores de carbono, por eso asumimos un cambio de mentalidad en la forma de construir y operar nuestras tiendas”.

Características que marcan la diferencia

Nada se dejó al azar para crear esta primera tienda “verde”. Con una superficie total construida de 11.348,46 metros cuadrados, cuenta con una sala de ventas, patio constructor y más de 300 trabajadores, quienes pueden disfrutar ahora de un lugar más confortable, con un moderno casino y zonas de esparcimiento, entre otras características.
Al ser concebida como una tienda “verde”, el equipo de arquitectos se enfrentó al desafío de diseñar todo con grandes singularidades:

Sitio sustentable

El edificio se construyó en un sitio recuperado, cuya base estaba contaminada con antiguos relaves mineros. La elección de este lugar buscó tener cercanía con las vías de transporte público (y así desincentivar el uso del automóvil) y zonas urbanos de alta densidad, con servicios tales como comercio, bancos, etc. Las luces exteriores instaladas están pensadas para evitar la contaminación de luz hacia el cielo y los vecinos.

Eficiencia en el uso del agua

Se reducirá el consumo de agua con técnicas de uso eficiente. Además, se consideraron plantas nativas que sólo requieren un riego mínimo el primer año, y después no se riegan.

Los artefactos y grifería de baño instalados en WC, urinarios, lavamanos y duchas son de mínimo consumo y están certificados como tales.

Energía y atmósfera

Los equipos de climatización fueron escogidos con refrigerantes cuyos componentes no dañan la capa de ozono.

Asimismo, los aleros y la orientación del edificio fueron determinantes, ya que se trabajó la cubierta con un sistema de tragaluces que se orientan de tal manera que permiten el ingreso de luz. Esto permite un importante ahorro de energía, ya que durante aproximadamente cinco horas al día la tienda puede mantener cerca del 90% de su iluminación apagada. Además, la entrada de luz solar calefacciona la sala de ventas en invierno, mientras que ésta se evita en verano para disminuir la necesidad de equipos de enfriamiento.

Respecto del uso de energías renovables, se instalaron paneles solares para calentar el agua de los baños del personal y el casino, además de un sistema de enfriamiento de las oficinas mediante el uso de energía geotérmica.

Materiales y recursos

Los desechos de construcción se manejaron de acuerdo a un procedimiento establecido para no contaminar y se enviaron a vertederos para su separación y reciclaje (maderas, fierro, yeso cartón, pvc, etc.).

Parte de lo instalado se recicló o se recuperó para donaciones. Se utilizaron materiales regionales, producidos a no más de 800 kilómetros de distancia de la tienda, y se usaron maderas certificadas que no provienen de bosques nativos (norma FSC). Además, se instalaron recipientes para la separación de la basura en su fuente de origen (cartones, plásticos, vidrios, maderas) y se usaron pinturas y pegamentos certificados como no contaminantes.

Calidad aire interior

No se permite fumar al interior del edificio y se monitorean la temperatura y la humedad en la sala de ventas. Se instalaron equipos evaporativos de gran caudal para enfriamiento y renovación de aire de esta sala, además de ventanas con control automático a distancia para propiciar ventilación mecánica.

Para la construcción de este edificio verde se utilizaron maderas sin resinas, pinturas y otros sin elementos nocivos para el medioambiente. En las oficinas, el control de la iluminación y la climatización se hace en forma individual y es responsabilidad de los usuarios.

06 Oct , 2009 0 Comments Adherentes, Destacadas, Noticias