En Chile más de 200 mil niños y adolescentes trabajan y se esfuerzan para aportar económicamente en sus casas; así lo estipula la Vicaría de la Pastoral Social y de los Trabajadores, y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Un Programa para escribir el futuro

De estos alrededor de 107 mil lo hacen en condiciones que son inaceptables, perdiendo sus horas de estudio, de descanso y de recreación; la mayoría no cumple con la edad mínima de admisión legal al empleo que son los 15 años.

MoviStar, Fundación Telefónica como una forma de contribuir a erradicar el trabajo infantil, desarrolló en 13 países de América Latina el programa Proniño, comenzando esta  iniciativa en nuestro país en el 2001, desde entonces su evolución ha sido sostenible. En Chile el programa partió beneficiando a 160 niños y niñas trabajadores y cerró el 2008 con una cobertura de 2.922 niños y a 107.606 en América Latina, ya que el programa está presente en 13 países de la región.

En Chile el programa opera en alianza con el Consejo de Defensa del Niño (Codeni), Vicarías de la Pastoral Social y de los Trabajadores y Protectora de la Infancia que son las Organización No Gubernamental ejecutoras y que benefició el 2008 a 3 mil niños y niñas. Actualmente está presente en más 30 escuelas de administración municipal, ubicadas desde la III a la X Región y tiene tres proyectos especiales que cuentan con el apoyo de un voluntariado corporativo de más de 400 empleados, los cuales desarrollan una serie de actividades con los niños y sus familias los fines de semana. Estas iniciativas son de tipos artísticas, culturales, deportivas, apoyo escolar y de manejo de tecnología.

Paulina Dobud, Gerente de Responsabilidad Corporativa de MoviStar, cuenta cuales son los objetivos de los tres ejes de actuación, los cuales se basan en la atención personalizada de cada uno de los menores beneficiados, de su entorno familiar y escolar.

Tres ámbitos de acción

Un plan de Protección Integral contribuyendo  al retiro de trabajo infantil a través de la escolarización sostenida y sostenible, con acciones concretas como la entrega de beca escolar para los niños, atención psicopedagógica, apoyo escolar, actividades culturales y de recreación. La entrega de talleres a padres; a la comunidad escolar,  programas de convivencia debido a las altas tensiones que se presentan entre alumno, profesor y padres, los cuales han dado excelentes resultados logrando el objetivo de cambiar las relaciones y estrechar los lazos.

Programa de mejora de  la Calidad Educativa, que permite fortalecer la educación, donde se dejan instaladas las capacidades, las metodologías, creación de Aulas “Fundación Telefónica”, dotadas con equipos informáticos y acceso a Internet, capacitaciones de formación y de dinamización de profesores y docentes para el uso de las TIC.

Por último, el plan de Fortalecimiento Socio Institucional, que busca concienciar y sensibilizar sobre el trabajo infantil, sus tipos y su impacto en los niños/as. “La idea de este programa es crear un compromiso con los papas de mantener a sus hijos las horas que corresponden en el colegio y así nosotros le ayudamos con el uniforme, útiles, etc., todo el apoyo para que crezcan en un ambiente sano y sepan desarrollarse como personas” afirma la encargada de Responsabilidad Social Corporativa.

19 Jun , 2009 0 Comments Temas de interés