GrupalMás de 500 árboles de cinco especies se sembraron en dos hectáreas y media en la ribera del río Colina, en la comuna de ese nombre al norte de Santiago. La iniciativa se enmarca entre las acciones para mitigar los efectos del cambio climático que realiza el Bci.  Durante este año, el Banco midió la huella de carbono que provocaron sus eventos corporativos más importantes, con la consiguiente compensación.

“Todos contaminamos de alguna manera, pero en Bci estamos preocupados de medirlo a través de la Huella de Carbono. Con esto, nos hemos comprometido para todos aquellos eventos que son sobre las 300 personas, compensar la Huella que se genere en ese evento. Y qué mejor, que hacerlo con nuestros propios colaboradores, haciendo un aporte al Planeta, pero además un encuentro con la comunidad y conocernos entre nosotros mismos”, explica Marcela Bravo, Gerente de Comunicaciones y RSE Bci.

La empresa Deuman efectuó los cálculos de esta Huella con resultados que alcanzaron las 100 toneladas de Carbono equivalente (CO2 e) aproximadamente. Por otro lado, Fundación Mi Parque implementó el proyecto forestal con la participación del municipio que dirige el alcalde Mario Olavarría.

Las especies sembradas por los voluntarios de Bci y vecinos de la zona correspondieron a Pimientos, Parkinsonia, Maitén, Ciruelo de Flor y Malus. Cuando lleguen a su madurez, estos árboles serán capaces de captar una considerable cantidad de Carbono. Tienen bajo requerimiento hídrico y el proyecto incluye un diseño paisajístico que apunta a mejorar la calidad de vida de los vecinos, transformando la ribera del río Colina en un punto de encuentro social y comunitario.

“Me siento realizada, porque con la compañía de los vecinos se pudo lograr esto. Sirve para que otra gente, sepa que Colina no solamente somos cárceles, sino que somos pulmones. Espero que sigan estas redes en el tiempo, porque necesitamos hacer cosas por el planeta que queremos dejarle a nuestros nietos”, comentó Vianka rubio, vecina de Colina.

Las compensaciones forestales son una buena práctica ambiental destinada a cumplir con las metas del protocolo de Kioto, que busca reducir las emisiones que provocan los Gases de Efecto Invernadero que inciden en el Cambio Climático. En los últimos días éste ha provocado grandes incendios en Moscú e inundaciones que han afectado a más de la mitad del territorio de Pakistán causando miles de damnificados.

30 Ago , 2010 0 Comments Adherentes, Destacadas, Noticias