100_6479En una memorable cruzada solidaria 140 voluntarios de Pacto Global, en conjunto con diferentes participantes, se reunieron para trabajar en la construcción de 40 viviendas de emergencia en Boyeruca, Llico y el pueblo de Vichuquén (de un total de 200 que aportará la empresa Barrick a la zona), en el marco de un programa diseñado para colaborar con el municipio en la reconstrucción de esas localidades, luego del terremoto y tsunami que los afectaron.

Bajo la dirección de Steve Weitzman, Coordinador de Pacto Global, el grupo de jóvenes, en su mayoría universitarios se sumó al plan integral en ayuda a la comunidad, con medidas de mediano y largo plazo, con el objetivo de contribuir a que la comunidad vaya recuperando la normalidad. Asimismo, la compañía minera Barrick, se hizo presente particularmente con trabajadores de Zaldívar, Pascua-Lama, de Vallenar, La Serena, Copiapó y de la oficina de Santiago.

Así, coordinar el despliegue de un plan de ayuda a esas tres localidades que contempla medidas de corto, mediano y largo plazo, ya están en plena ejecución. Hace un par de semanas atrás, se programó la donación de un conjunto de 8.000 litros de agua, colchones, almohadas y frazadas para habilitar albergues, mientras que el pasado fin de semana se dio el primer paso para la reconstrucción.

La forma con que se está ejecutando el plan cuenta con las características técnicas de las viviendas que se están construyendo, y que incorporan mejoras al impermeabilizarlas externamente y aplicar aislación interna, de manera que puedan resistir las características climáticas de la zona sumado a la próxima llegada del invierno.

17 Mar , 2010 0 Comments Destacadas, Noticias, Pacto Global