Unilever y un techo para chile colaboran en zonas afectadas por el terremotoSe trata de mediaguas especialmente equipadas con lavadoras y secadoras, las que  beneficiarán a un promedio de 40 familias cada una. El objetivo es entregar una solución concreta a las familias que hoy se encuentran viviendo en mediaguas y que hasta el momento, no cuentan con los  espacios ni los implementos para algo tan esencial como es lavar y secar su ropa.

Como parte de un proyecto de Un Techo para Chile, en la etapa de agregar valor a las comunidades afectadas por el terremoto, se construyeron 9 centros de lavado, auspiciados por la marca OMO,  en comunidades de la VII y VIII Región. A través de esta iniciativa, alrededor de 400 familias podrán lavar y secar su ropa, medida que fue muy bien recibida, sobre todo en esta época del año.

Las comunidades beneficiadas pertenecen a las comunas de Licantén, Vichuquén, Constitución, Tomé, Penco, Talcahuano y Arauco. Cabe destacar, que como parte de la sustentabilidad del proyecto, se espera que sean las mismas comunidades que gestionen la administración y mantención de estos centros.

“Diseñamos estos centros de lavado porque nos pareció una creativa forma de solucionar una necesidad básica, consecuencia de la emergencia, y encontramos en Unilever un partner que apoyó a las familias en el financiamiento y construcción de esta solución”, explica Julián Ugarte, Director Centro de Innovación de Un Techo para Chile.

La construcción de los centros se realizó el pasado fin de semana, donde participaron cerca de 30 voluntarios de Unilever, voluntarios de Un Techo para Chile  y voluntarios de la misma comunidad beneficiada. La idea de incluir a voluntarios de la empresa, es parte de la estrategia de RSE de Unilever, fomentando la participación de los trabajadores en el proyecto, el trabajo en equipo entre ellos y con las comunidades.

Unilever y un techo para chile colaboran en zonas afectadas por el terremotoAdemás  de esta iniciativa, Unilever se preocupa de fomentar la participación de sus  trabajadores en distintos proyectos. De esta manera, como parte de los programas de voluntariado corporativo y con el objetivo de ayudar a familias afectadas por el terremoto, se realizó además una actividad de construcción de mediaguas, donde participaron alrededor de 80 voluntarios entre trabajadores y sus familias, beneficiando a 8 familias de la comuna de Lampa que tenían problemas de vivienda.

“Estamos muy orgullosos de la participación de los voluntarios de Unilever y sus familias, quienes con el apoyo de Un Techo Para Chile participaron durante dos fines de semana construyendo viviendas y centros de lavado en distintos sectores, lo que sin duda, es un aporte para las miles de personas que aún necesitan ayuda tras el evento que nos afectó hace unos meses”,  explica Silvio Savoldi, director de Recursos Humanos de Unilever.

11 Jun , 2010 0 Comments Adherentes, Destacadas, Noticias