Biotecnología, una herramienta de sostenibilidad para la industria mineraChile se destaca a nivel mundial por ser un país minero, sin embargo, esta actividad ha sido altamente cuestionada en términos de sostenibilidad en sus operaciones. Las variables ambiental, social y económica deben ser evaluadas teniendo en cuenta el cumplimiento de desafíos estratégicos, en los que, resulta clave, lograr un equilibrio que asegure la productividad y que disminuya significativamente los impactos negativos que actualmente causa la industria.

Una posibilidad para ser responsables en la explotación del recurso mineral, es mediante la utilización de biotecnología como herramienta de innovación. Mediante su desarrollo se pueden lograr resultados realmente interesantes, ya que permitiría a la industria minera optimizar la gestión de procesos en el consumo de materias primas, recursos energéticos, hídricos, salud ocupacional y nuevas fuentes laborales para la comunidad.

Un ejemplo tangible son los procesos de Fitorremediación, técnica altamente conocida por su capacidad de eliminar los contaminantes metálicos de efluentes mineros, otorgando una ventaja técnica y económica frente a otras metodologías como son el intercambio iónico o la utilización de membranas. Si analizamos esta biotecnología desde el punto de vista sustentable, tenemos varías aristas “no visibles” que las empresas mineras debieran observar bajo la perspectiva de una inversión que podrían rentabilizar el modelo de negocios a muy bajo costo.

Analicemos con mayor detalle los aportes a la sostenibilidad de la Biorremediación. Al utilizar plantas para el proceso de descontaminación de suelos, también se está realizando un aporte en la captura de CO2, lo que en definitiva ayuda a mitigar la Huella de Carbono de la organización. Si la planta utilizada, además de levantar los residuos metálicos desde los suelos contaminados, es capaz de producir frutos ricos en aceites y/o almidones, existen dos potenciales recursos y/o materias primas para la generación de biodiesel y producción de bioplásticos. Finalmente, aumentaría la disposición de nuevas fuente de trabajo para labrar los suelos que anteriormente no tenían valor productivo.

Como se puede observar, la aplicación de un proceso biotecnológico nos hace reflexionar sobre la convergencia que debiera existir entre la estrategia empresarial y la gestión de los hitos ambientales, valorizando a la innovación como la nueva forma de obtener un posicionamiento destacado frente a sus grupos de interés.

Mediante la utilización de biotecnología se podría generar un modelo de desarrollo que lleve a la unión definitiva de la minería con la sostenibilidad.

Alejandra Arancibia
Gerente de Innovación y Negocios, Bioscience Solutions Company.
Comisión Medio Ambiente Pacto Global (ONU) – UNAB.

12 Sep , 2011 0 Comments Medio Ambiente, Noticias, Vitrina de Opinión