La Agencia Internacional de Energía (AIE) emitió un informe donde señala que el año pasado se emitieron 30,6 gigantoneladas de CO2, siendo éstas las cifras más elevadas de la historia, lo que complica considerablemente el escenario de poder cumplir el objetivo de prevenir un aumento de la temperatura global de más de 2 °C, considerado como el límite para evitar un cambio climático peligroso.

El diario británico The Guardian fue el encargado de difundir esta información aún no publicada, y donde señala que el aumento fue de 1,6 Gt frente al 2009, cuando las emisiones de CO2 cayeron a 29 Gt, lo que revelaría una progresión del 5% respecto al año anterior récord, 2008, cuando los niveles habían alcanzado 29,3 Gt.

Por otro lado la tierra cada vez más se acerca a un nivel de emisiones que no debería alcanzar hasta el 2020, por lo que la AIE calcula que si el mundo quiere evitar los peores efectos del calentamiento global, las emisiones anuales de gases no deberían ser de más de 32 Gt para ese año, un escenario casi utópico, si se tienen en cuenta las previsiones de crecimiento de la demanda energética que la propia AIE proyecta de aquí a 2035.

No obstante, en el informe señala que se puede evitar un desastre de gran magnitud si los gobiernos prestan atención a este calentamiento, tomando medidas decisivas y urgentes

06 Jun , 2011 0 Comments Noticias, Temas de interés