Concurso de cuentos“Los niños deben dar el ejemplo y enseñar a los adultos a no botar basura, a reciclar y a cuidar el medio ambiente”, así la Ministra del Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, agradeció la participación de más de 3.600 escolares de todo Chile en la quinta versión del Concurso de Cuentos Infantiles Ambientales, organizado por esta repartición ministerial.

La ceremonia de premiación se realizó en la escuela básica de la comuna de El Bosque, Ciudad de Lyon. El establecimiento, bajo la dirección del profesor Sergio Sergovia, ha desarrollado un completo programa ambiental enseñando a sus alumnos a cultivar vegetales, realizar compostaje, lombricultura y reciclaje. En este marco, se premió a los ganadores del concurso de cuentos, en las distintas categorías, que incluyó una de profesores con el tema biodiversidad. Ésta fue ganada por Ricardo Carrasco de Los Vilos.

En la categoría de 3° y 4° medio, el ganador fue José Manuel Vargas de la comuna de Colina. La premiada en la categoría 1° y 2° medio fue Andrea Gutiérrez con el cuento “Hay ya no estás” que trata el tema del cambio climático. Con el tema de la protección del agua y en la categoría 7° y 8° básico, la ganadora fue Bianca Arias de Peñalolén. Mientras que tratando el tema del reciclaje y en la categoría de 5° y 6° básico, el primer lugar fue para Catalina Munizaga, alumna del Colegio Alemán de Arica, con el cuento “La Botella Viajera”.

Todos los primeros lugares recibieron de premio un notebook, entregado por Falabella y una conexión móvil para internet con una carga de $200.000, donada por Gerdau AZA. Con 10 años, Catalina no sólo es una escritora premiada, sino que además está comenzando a explotar su veta musical, estudiando violín. Incluso deleitó a los asistentes con una melodía durante la ceremonia de premiación. “Escribir para mi es una forma de expresar cómo me gustaría que fuera el mundo”, nos señaló cuando le preguntamos que la inspiraba a escribir sus cuentos.

Dueña de una personalidad abrumadora, contó que su interés por cuidar el medio ambiente partió cuando vivía en La Serena, “cuando era muy chiquitita en mi casa tenía un jardín y yo lo cuidaba. De ahí sacaba las verduras que comíamos”. Catalina no termina aquí, ahora quiere escribir un cuento sobre cómo los niños no se respetan entre sí. Los esperaremos, seguro nos entregará más de alguna enseñanza.

05 Abr , 2011 0 Comments Adherentes, Noticias