Cerca de 300 grifos son manipulados clandestinamente en las regiones donde opera la sanitaria en período estival.

Estas prácticas pueden ocasionar roturas en la red, bajas de presión y la inutilización de los grifos en caso de incendio. Para evitar la apertura de grifos, se inauguró la segunda de las seis plazas de agua que se han habilitado en Chillán.

La manipulación indebida de grifos es un problema que surge con fuerza en el verano por causa de quienes buscan, a través de esta práctica, contrarrestar las altas temperaturas que se han registrado en la región.

Sólo personal de Essbio y Bomberos están autorizados para operar cualquiera de los 1.000 grifos que existen actualmente en Chillán. No está permitido que otras personas manipulen esta infraestructura, pues pueden ocasionar graves daños que afectan a la comunidad como: disminución de la presión de agua que llega a los hogares, roturas en la red y la imposibilidad de Bomberos de conectarse al grifo en caso de incendio.

El jefe zonal de Essbio en Ñuble, Rodrigo Ortiz, hizo un llamado a la comunidad a denunciar estas malas prácticas: “es muy importante que llamen a nuestro Fonoclientes 6003311000 y nos ayuden a detectar estos ilícitos que lamentablemente afectan la calidad de nuestro servicio”, dijo.

Con el propósito de evitar la apertura de grifos y al mismo tiempo proporcionar una alternativa de esparcimiento a los niños y jóvenes que no pueden salir de vacaciones, la sanitaria y la Ilustre Municipalidad de Chillán inauguraron la segunda de seis plazas de agua que se han habilitado este verano en la ciudad. En esta oportunidad, correspondió el turno de la que se ubica en la población Chiloé.

El Alcalde Zarzar dijo que “estas plazas con juegos de agua para los niños, son un recurso novedoso para que los pequeños de Chillán tengan un sitio donde refrescarse en este verano caluroso”. Y agregó que es intención municipal, poder instalar más equipamiento en las poblaciones, siempre y cuando los recursos económicos lo permitan. Por esa razón, se buscan fórmulas que hagan posible el desarrollo de este tipo de equipamiento, como es el caso de las plazas de agua, que se construyen mediante convenio con Essbio.

Finalmente añadió que las plazas de agua constituyen una necesidad pues de esta manera se impide que los vecinos abran los grifos que utilizan los bomberos, los cuales se mantendrán con agua para cualquier emergencia que pueda ocurrir, resguardando la integridad de la comunidad.

Con esta iniciativa se busca también poner fin a una serie de consecuencias negativas que conlleva la apertura de grifos, como por ejemplo: cortes en el suministro, turbiedad de agua en los sectores aledaños al grifo manipulado, roturas de matriz debido a sobre presiones instantáneas y posible contaminación del agua potable por la utilización de implementos sucios.

21 Feb , 2011 0 Comments Adherentes, Noticias