fernando-niloLa última crisis económica global fue indudablemente muy potente y devastadora. Vimos en pocos días cómo se desmoronaron los mercados, las bolsas de comercio, y el mundo financiero a nivel mundial, generando un derrumbe estructural del cual muchos aún no logran recuperarse.

Catalogada por economistas actuales como el peor colapso financiero desde la Gran Depresión de los años 30, esta crisis dejó entrever fallas de sistema demasiado evidentes: una profunda avaricia en torno a la acumulación de riquezas, un uso irracional e insostenible de nuestros recursos naturales, y una desigualdad social atemorizante. Fallas que no obstante, Schumacher, Max-Neef y otros grandes pensadores de la economía moderna, ya habían vaticinado hace más de 20 años.

Sin embargo, repensando el significado de la palabra crisis, y remitiéndonos al origen etimológico griego de esta palabra (krinein), que significa separar, decidir, algo que se rompe y que hay que analizar, algo que genera reflexión, crecimiento y nuevas decisiones, es que debemos ver este minuto histórico como una oportunidad de cambio y evolución.

Una evolución que nos lleve a generar nuevas prácticas financieras y de desarrollo, donde el avance tecnológico y económico no comprometa el bienestar de los seres humanos o el medioambiente. En definitiva, un desarrollo sustentable, donde el concepto de sustentabilidad está dado por ‘la capacidad de satisfacer nuestras necesidades, pero sin que por eso se vean sacrificadas las capacidades de futuras generaciones de satisfacer sus propias necesidades’.

Es en ese contexto donde emerge la llamada Economía Verde, y cobran fuerza las actividades de organismos internacionales como la ONU, UNEP y el WEF, que generan debates y programas de cooperación internacional, para el desarrollo de políticas públicas que permitan una transición hacia sistemas de producción sustentables. Junto a esto, se suma el trabajo de los emprendedores sociales, apoyados por el WORLD ECONOMIC FORUM de la Fundación Schwab, que están cambiando el mundo y los paradigmas con emprendimientos que generan valor social, ambiental y económico.

RECYCLA, emprendimiento social Schwab, participa activamente de este tipo de cumbres internacionales, pero también a nivel local en Chile está generando Trabajos Verdes y programas de educación medioambiental en colegios y Universidades, para que las futuras generaciones de nuestro país crezcan conscientes y capaces de generar los cambios necesarios para que crisis como las del 2008 no se vuelvan a repetir.

El próximo hito en este camino es nuestra participación en Río +20, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sustentable -que se realizará en Brazil el 2012-, y que esta vez, además, asume como tema central la ‘Economía Verde’. Con RECYCLA estaremos presentes ahí, orgullosos de representar  Chile y atentos a identificar los próximos desafíos en esta materia.

Con la colaboración de nuestros colegas latinoamericanos, estoy seguro que lograremos desarrollar objetivos específicos que nos permitan convertir esos nuevos desafíos en proyectos reales y concretos. Chile tiene el potencial de transformarse en un país líder en innovación social y medioambiental, y para ello necesitamos todo el apoyo y colaboración posibles.

Esperamos que el futuro nos siga brindando éxito y la posibilidad de cumplir nuestros anhelos, para que el sueño de un país en armonía con su capital social y natural, por fin se haga realidad.

Fernando Nilo
Schwab Fellow of the World Economic Forum. Gerente General de Recycla.

20 Jun , 2011 0 Comments Medio Ambiente, Vitrina de Opinión