Paletas de tuna servirían como generadores de energía en el Norte de ChileEl Instituto de Biotecnología de la Universidad Mayor está realizando en Copiapó el proyecto “Biomasa de nopal para bioenergía”, donde una serie de cactus están siendo utilizados para crear electricidad y disminuir la huella de carbono de las empresas.

Las paletas de tuna, viven en terrenos áridos, necesitan poca agua y además son capaces de producir energía eléctrica e iluminar a 6 mil casas o mantener una producción de una empresa por 6 meses.

El proyecto de la Universidad Mayor, encabezado por Alexis Vega, estudia las distintas maneras de convertir estas paletas de tunas en bioenergía, y que sirven para crear energía eléctrica sustentable en tiempos cortos, dado que por ley, en el año 2024, las empresas hidroeléctricas deberán contar con energía renovable no convencional, y estas cumplen con el requisito para hacerlo.

Una inversión de 250 millones de pesos tiene el desarrollo del innovador proyecto -que pretende estar listo el 2013- y que se lleva a cabo mediante la deshidratación de las paletas de cactus con energía solar, para luego ser convertidas en pellets que es ocupado como carburante en las calderas de las centrales a carbón, en el norte del país. Otro interesante uso de estas paletas de tuna, es que se pueden transformar en gas metano.

Asimismo, los eucaliptos, álamos, la soya, el maíz y uvas son otras fuentes capaces de generar bioenergía, solo falta que se pongan en práctica estos proyectos y que muchas empresas se animen a ocupar estos cultivos.