En la presentación del informe “Mitigación de la Vulnerabilidad a los Precios Altos y Volátiles del Petróleo” celebrado en Montevideo, Uruguay, el Banco Mundial (BM) solicito a Centroamérica a reducir la dependencia del petróleo.

El estudio señala que si Centroamérica pone en práctica un plan, el ahorro anual podría ser de 2.4 millones de barriles de diesel y 1.8 millones de fuel oil, que se usa para generar energía eléctrica. Lo que significaría una reducción de 8% en la participación del petróleo en la matriz energética actual.

Asimismo, el crudo tiene una participación del 90% en la cobertura de necesidades de los países Centroamericanos, según el estudio.

El director del Banco Mundial, Ede Ijjasz-Vásquez señaló que se podrían reducir de manera significativa la vulnerabilidad de América Central y el Caribe a los precios elevados y volátiles del petróleo.

En el estudio, se plantean medidas estructurales diseñadas para reducir el consumo de petróleo, incentivar el uso de fuentes de energía renovable, así como las nuevas inversiones en el sector.

Además, el informe plantea el uso de instrumentos de gestión del riesgo de precios para manejar la incertidumbre asociada a la inestabilidad del mercado y cuenta con el apoyo del Programa de Asistencia para la Gestión del Sector de Energía, que es un programa global de conocimiento y asistencia técnica administrado por el Banco Mundial.

 

01 Ago , 2012 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés