Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts han creado un sensor que se alimenta del calor, la luz y el movimiento a la vez,  combinando tecnologías ya existentes diseñadas en base a un circuito electrónico que funciona mediante el efecto piezoeléctrico (tensión eléctrica).

Los sensores pueden monitorizar todo tipo de datos de su entorno en lugares aislados de la red eléctrica y gracias a ellos se optimizará la capacidad de los dispositivos para obtener su energía del medio.

Posibles usos del sensor que plantean los científicos:

  • Los investigadores sugieren un sensor remoto que capta datos en la ciudad y puede obtener su energía simultáneamente de la vibración del tráfico, la luz del sol y el calor ambiental o únicamente de dos fuentes si es de noche.
  • Toda la energía se dirige a una batería y posteriormente al dispositivo, con el nuevo sensor se pueden hacer las dos cosas a la vez en función de las necesidades energéticas del momento.
  • Se planea utilizar estos sensores en dispositivos biomédicos

 

 

 

 

24 Jul , 2012 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés