En Tokio, según el diario económico Nikkei, la economía japonesa promueve la realización de proyectos renovables de energía, como alternativa ante la crisis generada por la paralización de los reactores nucleares del país. Los planes contemplan la creación de instalaciones en condiciones de aportar cerca de dos millones de kilovatios a la capacidad de generación del país.

Actualmente, en la nación se construyen cerca de un centenar de plantas que funcionarán a partir de la energía solar, las cuales deberán entregar 1,3 millones de kilovatios a partir del ejercicio fiscal del 2014.

En la misma línea se añaden 20 centrales eólicas con potencial conjunto de 750 mil kilovatios, todo ello con un costo cercano a los seis mil 500 millones de dólares.

Por otro lado, los datos del Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Tokio, revelaron que en el periodo fiscal 2011, se utilizó cerca de 800 mil kilovatios obtenidos a partir del sol, así como 2,5 millones de kilovatios de energía eólica.

El incremento en esa dirección cuenta además con el apoyo de las autoridades, que adoptaron una ley en la que se establece la obligación para las grandes empresas eléctricas de adquirir energía procedente de fuentes renovables a precios estables.

De esa forma se diseña una opción frente a la compleja situación creada por la suspensión de las operaciones en cinco decenas de reactores nucleares existentes en el país, tras el accidente de la planta de Fukushima en el 2011.

El gobierno dispuso a mediados de junio la reactivación de dos de esos dispositivos con vistas a enfrentar el esperado incremento de la demanda eléctrica por la llegada del verano.

 

29 Jun , 2012 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés