Para el Presidente audino, Lorenzo Antillo Matas, el objetivo de Audax Italiano es contribuir a la movilidad social a través del deporte, comenzando básicamente por las comunas de La Florida, Puente Alto y La Pintana. Además, afirma que este es un objetivo de vida para quienes aportan inversión y gestión en este proyecto.

¿Por qué la estrategia de Audax Italiano para los segundos cien años tiene como pilar fundamental un proyecto social?

El proyecto Social es parte de la esencia de la estrategia de Audax Italiano de cara a su segundo centenario. Pero no se confunda, no es su pilar fundamental; éste sigue siendo el proyecto Deportivo. Es el deporte el que posibilita la vinculación positiva con la sociedad, a fin de trabajar por ella y con ella. Por lo tanto, el proyecto Deportivo necesita seguir siendo el pilar fundamental e insignia del Club. Además, debemos ser competitivos a nivel de alto rendimiento si queremos que el proyecto Social se desarrolle.

¿Por qué un proyecto social y no uno financiero o de rentabilidad para los accionistas?

El fútbol profesional no es una actividad rentable en ningún país de Sudamérica; lo digo con conocimiento de causa puesto que junto a la Gerencia Deportiva hemos hecho una gran inversión en recorrer país por país y club por club, buscando conocer y aprender todo lo imaginable de esta industria. La única forma de convertir esta actividad en rentable es mediante la exportación de talentos Sin embargo, esta área es tremendamente riesgosa, dado que la industria en el mundo no posee canales de distribución bien estructurados y suficientemente transparentes, como por el contrario sí existen en prácticamente todas las actividades económicas.

Por qué descartar otros objetivos, por ejemplo: ¿Invertir para figurar? ¿Invertir para crearse una plataforma política? ¿Invertir para comprar poder? ¿Invertir para blanquear imagen? ¿Invertir por pasión?

Todo lo anterior aparece como de alto riesgo y no muy racional atendido los volúmenes de inversión necesarios. Definitivamente los mencionados no forman parte de nuestros objetivos. Sin embargo, invertir en deporte en el marco de un proyecto de responsabilidad social nos parece racional, dada la ya señalada vinculación positiva del deporte con la sociedad. Decididamente, a nuestro juicio, el fútbol sin trascendencia social no se justifica en Audax.

Nosotros pensamos que el éxito de un empresario radica en su capacidad para emprender y gestionar sueños y no en su fijación por ganar dinero. A su vez, para emprender dichos sueños con éxito, se requiere que estos sean compartidos y necesarios para la sociedad, como es el caso de la movilidad social en Chile. En esta compleja era que nos toca vivir en nuestro país y el mundo entero, esta nueva generación de gestores es más necesaria que nunca y los empresarios, ya estamos en ese camino.

A diferencia de lo que se piensa, nosotros creemos que seremos precisamente los empresarios los encargados de liderar con mucho empuje y coraje, los grandes cambios sociales que se necesitan y se vienen.

¿Cómo se gestó esto en Audax Italiano?

Nuestra vinculación con Audax Italiano es de muy antigua data, mi nono junto a uno de sus hermanos formó parte del grupo fundador del Club hace más de cien años, de hecho las primeras reuniones de su directorio se celebraban en la bodega del negocio de mi nono, sentados sobre cajones de té a granel, una vez terminada la jornada laboral. Muchos años después le correspondió a mi generación transformarse por alrededor de un quinquenio en el principal sponsor de Audax Italiano, mediante una institución controlada por nuestro grupo empresarial.

En pleno proceso de transformar Audax Italiano en sociedad anónima deportiva y de búsqueda de inversionistas, se invitó al que hoy es el principal accionista del Club, para que presentara un proyecto de estrategia para los segundos cien años de Audax. Este inversionista fue seleccionado porque poseía una capacidad de ingeniería compatible con el desafío planteado. Dicha estrategia fue aprobada por el Directorio del Club, el inversionista cumplió con sus otros dos compromisos, esto es invertir varios millones de dólares en la compra de acciones tanto nuevas como antiguas en poder de los accionistas y aportar capacidad de gestión para administrar la estrategia. El señalado inversionista es también una empresa controlada por nuestro grupo.

El resultado es la nueva estrategia de responsabilidad social a través del deporte para Audax Italiano, que ya lleva tres años de implementación.

¿En qué objetivo se materializa este proyecto de responsabilidad social?

Siendo Chile uno de los países con mayor tasa de desigualdad social en el mundo, nuestro objetivo es contribuir a la movilidad social a través del deporte, en una zona de influencia de alrededor de 1 millón de personas. Esto corresponde básicamente a las comunas de La Florida, Puente Alto y La Pintana.
Nuestro modelo, perfectamente puede ser replicado y ampliado a nivel país y por qué no, también exportado a Latinoamérica.
La movilidad social es además un objetivo de vida para quienes aportamos inversión y gestión en este proyecto. Nuestra experiencia nos permite materializar el objetivo a través de una contribución en la educación de los niños pertenecientes a la zona de influencia definida.

¿Cuáles son los plazos?

Observar impacto en la movilidad social tomará varias décadas, será una generación distinta a la mía la que medirá estos resultados. Sin embargo, observar impacto en el rendimiento escolar de los niños será posible en plazos más breves. En este ámbito hablamos de plazos muy diferentes a los del fútbol, debemos recordar que Audax Italiano se está comprometiendo con una estrategia para cien años. Lo anterior significa también que Audax Italiano se está comprometiendo a ser altamente competitivo en el fútbol de alto rendimiento por los mismos cien años.

¿Y el financiamiento?

En el plan financiero de Audax Italiano se establece alcanzar el equilibrio en unos años más. Por ahora el presupuesto anual se subsidia con un plan de aumentos de capital anuales de cargo de los accionistas. Considerando dicho subsidio, el proyecto Social se encuentra financiado en su actual ritmo de ejecución. Paralelamente estamos intentando  aumentar dicho ritmo y para ello estamos buscando sponsor o aliados, entre empresas que invierten en responsabilidad social.