Hoy en día la comunidad mundial tiene mayor espacio de opinión y al mismo tiempo un poco más de conocimiento por la problemática medioambiental, pudiendo expresar su opinión de los mega proyectos, que independiente sean de capitales nacionales o extranjeros, damos un punto de vista crítico del lugar en el cual queremos vivir.

Temas importantes como la huella del agua, o la conocida huella de carbono son “quizás”, los temas un poco más de moda, donde la preocupación no sólo de las empresas, sino de la comunidad, está en intentar “mitigar” su propia huella en virtud de dar un respiro un poco más largo al planeta, donde nuestro aporte, por insignificante que sea, se suma a otro y otro, lo que genera una sinergia no menor, el cual se traduce en un aporte a este concepto.

Pero antes de ello, es importante conocer elementos que son un poco más complejos de poder manejar cuando la ciudadanía no toma real consciencia de lo que pasa después de cocinar, lavar o simplemente botar la basura.  Nos referimos a los residuos, tema que muchas veces se toma consciencia un tiempo, pero luego tomamos nuestra conducta habitual, dejando de lado el real impacto que este tema produce.

Veamos que pasa hoy en día con este tema, desde que se guardamos nuestros distintos residuos en cualquier tipo de depósitos, donde hasta pasaremos por alto la diversidad que puede estar dentro de nuestras bolsas, donde podríamos encontrar desde restos de comida, papeles de regalo de la pasada navidad, pilas, plásticos, vasos quebrados, etc, etc…una diversidad que queda en algún sistema de recolección, que hoy en día en nuestro país dependerá si vivimos en un edificio o en un conjunto habitacional.

Desde la recolección, hasta la disposición final de estos residuos, ya que sólo estamos considerando para este ejemplo, los residuos domiciliarios, dejando de lado los industriales o líquidos.  Ciertamente la consciencia de la cantidad de volumen que somos capaces de generar a diario es algo que se ve de manera no muy cercana, cuando no importa si semanalmente botamos una o diez bolsas con cualquier elemento dentro de ello.  No existe algún tipo de límite o parámetro que podamos tener como en países con mayor experiencia en esta área, donde incluso deben pagar por sus desechos, o simplemente practican alguna modalidad de manejo sustentable de sus residuos, haciéndolo de manera artesanal o colectiva, donde temáticas como la huella de carbono o el agua, son los pasos que secundan a esta temática ya analizada y abordada. Los rellenos sanitarios con obtención de biogas es algo que es parte crucial del proceso, pero en nuestra realidad, aún tenemos una cantidad considerable de vertederos sin cerrar, aún existen rellenos sanitarios como propuestas, plantas de transferencia o sólo pocos lugares poseen containers de depósito de los residuos.

 

Patricio Caamaño V.

 

Ingeniero Ambiental
Coordinador Pacto V región.

 

07 Feb , 2012 0 Comments Noticias, Vitrina de Opinión