Por lo sucedido en Fukushima, Japón apuesta por las energías limpias y una menor dependencia de la energía nuclear con la entrada de una ley que retribuye la producción de electricidad mediante fuentes renovables.

Una norma parecida a la que se rige en España o Alemania, que requiere que las diez eléctricas regionales de Japón adquieran toda la electricidad generada en el país a partir de energía solar, eólica o geotérmica a precios preestablecidos.

La aprobación de esta ley ha disparado el número de empresas que se han apuntado al negocio de la producción eléctrica mediante renovables, desde cadenas de tiendas de 24 horas como Lawson a empresas de telecomunicaciones como Softbank, mientras en todo el país se construyen 110 parques fotovoltaicos y 20 eólicos.

En la misma línea, un estudio del diario Nikkei prevé que estas plantas, cuyo desarrollo supone una inversión de más 6.000 millones de euros, añadirán más de dos millones de kilovatios a la capacidad de generación del país, lo que equivale a la electricidad producida por dos reactores nucleares. Lo que será una gran oportunidad para las empresas japonesas punteras en fabricación de paneles solares.

 

12 Jul , 2012 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés