Cerca de US$20 millones invertirá la FIFA en esta iniciativa, que se fundamenta en las políticas de desarrollo del Gobierno Federal brasileño. Instalaciones ecológicas en los estadios, reducción y compensación de emisiones de carbono, gestión de residuos, eficiencia energética y entrenamiento de voluntarios, son algunas de las iniciativas para  en la estrategia sustentable de Brasil para la próxima Copa del Mundo 2014.

La plata que se invertirá, se fundamentará en las políticas de desarrollo del Gobierno Federal brasileño, en la experiencia adquirida a través de programas ambientales en torneos realizados desde 2005 y en directrices internacionales, como ISO 26.000 y Global Reporting Initiative (GRI), que establece las normas para la elaboración de reportes de sustentabilidad.

La preocupación principal de la FIFA es promover la capacitación más allá del Mundial a través de la iniciativa “Football for Hope”, federación que busca contribuir a superar los retos sociales de algunas comunidades con la ayuda del fútbol.

Por otro lado, el Gobierno Brasileño esta desarrollando otras soluciones sustentables como es la restructuración de Parques Nacionales cercanos a las 12 ciudades sede para la práctica de ecoturismo; la consolidación de la cadena de productos orgánicos para la Copa; la promoción de la salud pública a través de la práctica deportiva; y un inventario de gases contaminantes emitidos en la preparación de este evento deportivo. La FIFA y el COL producirán juntos un extenso reporte de sostenibilidad de acuerdo con las directrices del GRI.

Rusia y Qatar, sedes de las Copas del Mundo 2018 y 2022, respectivamente, ya han comenzado a desarrollar compromisos sociales y ambientales en su proceso de candidatura.

 

24 Sep , 2012 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés