Steve WeitzmanSegún la actualización de la Unión Europea, la Responsabilidad Social es “el desarrollo de las empresas que se deben efectuar de acuerdo al impacto en la sociedad donde éstas operan”. También afirma que “algunas medidas normativas pueden crear un ambiente más propicio para que las empresas cumplan voluntariamente con el desarrollo sostenible”. La Comisión anticipa que va a presentar una nueva propuesta legislativa en materia de reportes y la creación de un premio europeo, haciendo un llamado a las empresas a incorporar la RSE en la estrategia de negocios.

El World Business Council for Sustainable Development (WBCSD) define la RSC como el compromiso continuo de las empresas de comportarse éticamente y contribuir al desarrollo económico, mejorando a la vez la calidad de vida de los trabajadores y sus familias así como el de la comunicada local y la sociedad en general.

Dicho esto, la mayoría de las definiciones sobre la concepción de esta nueva y necesaria estrategia, es enfocada en forma exclusiva al ritual empresarial, pero la verdad estoy bien en desacuerdo con esto y explicaré el porqué:

Hace un tiempo he ido leyendo un sinfín de definiciones sobre el concepto o como yo afirmo, la nueva forma de hacer las cosas, que es la Responsabilidad Social, esa combinación de acciones sustentables, responsables y conscientes, que buscan dar una línea sostenible a lo que hoy se desarrolla, generadas con miras hacia un futuro, ojalá mejor del cual actualmente vivimos.

Hace un tiempo también, es que analizando las acciones que se nos presentan en nuestra sociedad, he ido entendiendo que la definición del concepto, erradamente debe estar ligada a las empresas, esto es algo que debe ir desde la raíz del individuo en su pureza individualista al actuar macro de un grupo, una organización, una sociedad, un gobierno, una empresa o un gremio, es decir, es algo que depende de cada uno de nosotros en los diversos ámbitos por donde circulemos, actuemos, impactemos de uno u otro modo.

En Chile hemos vivido hace algunos años la colusión de las grandes farmacias, lo que trajo consigo el cuestionamiento intrínseco al mal actuar de un grupo de empresas de un rubro determinado.

Trajo también fallos judiciales y una lección para los individuos que, lamentablemente, poco de ello aprendieron. Fue una gran oportunidad para hablar de un nuevo consumidor, consiente y empoderado. Luego, acercando los años, vino otro gran hierro del mundo empresarial, donde todo nace desde un grupo de personas (sus actos reflejan su pensar y sus valores) que representan a una empresa, la cual no tiene vida y ellos ejecutan acciones indebidas que terminan gatillando otro escándalo en nuestra sociedad, de aprovechamiento, de acciones inescrupulosas y descaradas, que fueron en perjuicio de muchas personas de una sociedad que reacciona por momentos vagos cuando estos casos estallan, pero que luego se les olvida fácilmente.

Por eso, insisto la Responsabilidad Social es de todos. Si una organización actúa bien, si una sociedad, universidad, empresa, ONG, etc…, tienen un buen actuar, es porque un grupo de individuos tienen sus valores claros, son consecuentes y tienen ganas de hacer las cosas bien y comprometerse con aquello. Si no hay individuos primero que cualquier otra cosa, entonces nunca se construirá una sociedad que encuentre su sustentabilidad para sostenerse en el tiempo.

¿RS o RSE? Usted define.

Steve Weitzman

Coordinador Nacional

Red Pacto Global Chile