La filial de origen belga, ha inaugurado su nueva planta, la que proyecta un aumento del 14% en sus niveles de producción de castings, lo que le permitiría satisfacer los productos de Asia y Oceania.

Con una inversión cercana a los US$ 40 millones de inversión, la compañía inaugurò en Saraburi,una nueva planta de piezas fundidas de desgaste de su filial Magotteaus, planta que satisfacerà la fuerte demanda en Australia y Asia.

La nueva planta considera una producción de 4,500 toneladas de piezas fundidas de desgaste (casting) en su primera etapa, proyectando llegar a las 9 mil toneladas para el 2014.

El plan de inversión de Magotteaux en Tailandia supera los U$90 millones, ya que además de esta nueva planta se prevé invertir unos US$50 millones adicionales en una nueva fábrica de bolas de molienda de alto cromo. Ambos proyectos permitirán a Sigdo Koppers llegar a las 400 mil toneladas de capacidad de producción de bolas de molienda y 74.000 de piezas fundidas de desgaste.

Con la producción combinada de ambas plantas, Sigdo Koppers continuará satisfaciendo la demanda por sus productos para faenas mineras en el mundo, lo que se enmarca en el objetivo estratégico de Sigdo Koppers de aumentar su participación en las áreas de servicios a la minería e industria, consolidándose como una firma proveedora líder en servicios y productos a la minería e industria. En este sentido, el grupo ya ha dado pasos importantes, tanto en Chile como en la región, uno de los cuales es la construcción de esta nueva planta.

Magotteaux es una empresa global, líder mundial en la producción y comercialización de bolas de molienda de alto cromo que se utilizan en los procesos de molienda de las industrias de la minería y cemento.