Según un estudio realizado por International Business Report (IBR), publicado por Grant Thornton señala que las tecnologías limpias están abandonando su rincón dentro de la responsabilidad social empresarial para convertirse en una herramienta más para el ahorro y la maximización del beneficio en empresas de todos los sectores.

El estudio publicado señala que el 52% de las empresas que utilizan este tipo de tecnologías lo hacen para reducir sus valores, seguido de un 45% cuya motivación es el aumento de sus beneficios y de un 44% que las usa para cumplir con las leyes locales.

Por otro lado, la  Responsabilidad Social Corporativa con un 41%, y la concientización medioambiental  con un 40%,  siguen siendo de gran importancia para las empresas, pero hoy no son las principales razones para utilizar tecnologías limpias y energías alternativas.

Íñigo Asensio, socio de Grant Thornton y experto en el sector de las energías renovables ante esto, señala que en el optimismo del sector de las tecnologías limpias afecta sin duda la coyuntura actual y las perspectivas de futuro en los precios del petróleo. Sin embargo, existe un factor aún más importante en el largo plazo. Muchas de estas tecnologías están alcanzando su nivel de madurez por lo que su demanda por parte de empresas y consumidores ya no se basa sólo en razones de imagen o conciencia medioambiental sino que cada vez cobran mayor importancia factores económicos como el ahorro de precios, la eficiencia y la maximización del beneficio. Y en la misma línea afirma, que estas son motivaciones mucho más poderosas a la hora de orientar la inversión de empresas y consumidores.

 

02 Oct , 2012 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés