a las bodegas vitivinícolas aumentar su ahorro energético, basados en el uso de bombas de calor geotérmicas, asociadas a un sistema de control, transferencia y acumulación de energía, Viña Maquis obtuvo este mes el reconocimiento a la “Innovación en gestión de la Huella de Carbono”, por parte de la Cámara Chileno Británica de Comercio (Britcham), convirtiéndose en la primera viña de Chile en utilizar esta tecnología.

La iniciativa, que se encuentra en su cuarta versión, busca premiar a las empresas chilenas que han destacado en la gestión de su Huella de Carbono, para estimular el desarrollo y perfeccionamiento del monitoreo de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), así como fomentar la acción contra el cambio climático en el país.

Este proyecto de innovación de viña Maquis fue posible gracias al cofinanciamiento de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) del Ministerio de Agricultura de Chile, y ha demostrado ser tres veces más eficiente que los métodos de calefacción y enfriamiento tradicionales, cuando hay simultaneidad en los requerimientos de energía térmica.

La producción de vino requiere de procesos que necesitan calor y frío, y las bombas geotérmicas son sistemas que pueden proveer de ambos requerimientos aprovechando la temperatura constante que hay bajo tierra, que a pocos metros de profundidad puede ser aproximadamente de entre 10ºC y 18 ºC.

El reconocimiento recibido por la viña se alinea con los objetivos de la Cámara Chileno Británica que pretende potenciar el desarrollo sustentable entre las empresas e implementar políticas innovadoras dentro de ellas para calcular y reducir su propia huella entre sus empleados.

21 Nov , 2013 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés