La definición de las acciones de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) ha variado en el tiempo. La última difundida por la Comisión Europea la define como “la responsabilidad de las empresas por su impacto en la sociedad”.

Hoy más que nunca las empresas son conscientes del impacto que tiene su actividad en la sociedad en la que está inserta y apela a contribuir con ella. En este marco, cada vez más las compañías se preocupan por desarrollar acciones de Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Pero éstas no son sencillas de realizar si se pretende que tengan un verdadero efecto.

Las políticas de RSE son útiles para las empresas pero a la hora de desarrollarlas es recomendable tener en claro ciertos puntos para poder contribuir con nuestro esfuerzo y que éste sea valorado.

El portal Unadocenade.com enumera las claves que es bueno que todo el que se proponga incentivar esas acciones tenga en cuenta:

1. Ambición: Las acciones de RSE deben ser ambiciosas e ir más allá del simple hecho de colaborar con una causa noble. Debe involucrar el compromiso de la compañía en su totalidad.

2. Integración: Procura que las acciones integren al rubro de la empresa. Las más beneficiosas son las que además de generar un beneficio para alguien más, dan un valor agregado a la firma.

3. Deben ser perdurables: No es aconsejable crear una acción de responsabilidad social puntualmente para promocionarse. Lo ideal es que lo que emprenda perdure en el tiempo y sea en línea con la filosofía de la firma. La clave está en ir alcanzando hitos.

4. No perder de vista el objetivo de la empresa: El principal objetivo de una empresa debe ser siempre lo que produce y las acciones de RSE deben estar en un segundo plano.

5. Veracidad: Los avances que comunique una compañía deben ser ciertos. De lo contrario, esa acción acabará con la ética de la firma y la esencia de las acciones de Responsabilidad Social.

6. Políticas empresariales: Las políticas desarrolladas por las empresas para contribuir con la sociedad deben ir dirigidas a diversos públicos y éstos deben participar en ellas aceptando el compromiso.

7. Invertir en RSE: La inversión que se haga en las acciones a desarrollar debe ser promocional a lo que se invierta en las campañas para comunicarlo. De lo contrario, sería un “fraude”.

8. Primero las acciones, luego la comunicación: Lo ideal es que se respete el orden de las cosas, primero creando un plan de RSE y viendo cómo instrumentarlo para, una vez en marcha, darlo a conocer.

9. Debe ser perdurable: La política de RSE de una firma debe apostar a un cambio en el modelo de negocio y por lo tanto no debe ser de corta duración.

10. Continuidad: Cada acción debe ser un eslabón de un plan mayor que tenga continuidad.

11. Transparencia: Cada compañía tiene ciertos valores que deben verse reflejados en sus planes. Para esto, el área de comunicación es clave y debe ser entendida como un área más de la empresa.

12. Reconocimientos: Los premios o reconocimientos a los avances en RSE son buenos para que los consumidores sepan de las metas alcanzadas.

26 Mar , 2013 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés