Más de 300 niños y docentes de los Ecoclubes de la provincia de Choapa en la región de Coquimbo, se dieron cita en Salamanca para cerrar el año, luego de un arduo 2013 que comprendieron diversas actividades que colaboraron a cuidar el medio ambiente en el valle.

Jorge Espinoza, coordinador del Choapa de los Ecoclubes, hizo una positiva evaluación de este año, pues “hemos podido cumplir diferentes acciones, varias iniciativas locales que se han autogestionado, con organizaciones que se constituyeron jurídicamente”. Para el próximo año, Espinoza comentó que se espera “cumplir con la agenda ambiental para la sustentabilidad de Choapa -definida por los propios niños- que busca seguir en coordinación con las Juntas de Vecinos y otros organismos, de manera de mostrar lo que se ha logrado en la zona”.

En la actividad se entregaron certificaciones a docentes y alumnos que realizaron diferentes cursos durante el año como curso de EcoReporteros, Curso Inspectores AdHonorem de Saneamiento Ambiental. Además se reconoció a los mejores proyectos ambientales, obtenidos por el colegio San Francisco Javier de Los Vilos, la escuela de Illapel de Villa Los Naranjos y a la escuela Matilde de Salamanca, todo ello bajo el trabajo realizado entre Minera Los Pelambres y el Instituto del Medio Ambiente, IDMA.

Si habláramos de un ranking de la ecología, la escuela rural de Coirón en Salamanca son los líderes, ya que ha hecho de la “mirada verde” un estilo de enseñanza, ellos tienen cocinas y hornos solares, riego tecnificado de vegetales y frutales, energía solar y eólica para el sistema de riego, han hermoseado el colegio con plantas y huertos. Isabel Aguilera, directora de la escuela, señaló que para ellos es muy importante, “ya que nuestro proyecto educativo, se enmarca en el tema ambiental y los Ecoclubes son una red de apoyo muy valiosa y en sus 4 años, hemos colaborado con diversos monitores ambientales”.

Macarena Apablaza de Illapel, consideró “muy bueno estar en la red, porque es bonito aprender y cuidar el medio ambiente”. En tanto, Milka Pizarro de Los Vilos, agregó que “uno aprende el cómo y por qué cuidar la naturaleza, porque los beneficiados somos nosotros, mi papás a veces me molestan, pero entienden mi pasión por la ecología”.

La red de Ecoclubes ya comienza a planificar las próximas actividades, una de ella será el campamento de verano, donde los mejores monitores de los Ecoclubes de Choapa participan en un encuentro y capacitación ambiental.

06 Dic , 2013 0 Comments Adherentes, Destacadas, Noticias