Con la presencia de especialistas y ejecutivos del sector eléctrico se llevó a cabo el panel “Energía: Diagnóstico y Propuestas de Políticas”, el cual fue organizado por el Centro de Estudios Públicos (CEP) con el objetivo de propiciar un debate respecto a los factores que están limitando el desarrollo del sector energético en Chile.

Según el portal Sustentare, la actividad se inició con la intervención de Vittorio Corbo, investigador senior del CEP, quien señaló que el alza del precio de la energía reduce la intensidad del uso del capital, lo que disminuye la capacidad productiva, el crecimiento de la productividad y del PIB.

En la ocasión, Vivianne Blanlot, directora de VBS Consultores, explicó que el actual desarrollo deficitario en materia de generación se explica por factores como la complejidad y demora de los procesos de obtención de los permisos ambientales y los referidos a concesiones y servidumbres, junto con el rechazo social que están afrontando las iniciativas energéticas. La especialista advirtió que aunque 2013 y 2015 se requerirían unos 1.542 MW adicionales, estimó que el aumento esperado sería de sólo 876 MW.

Por su parte, Sebastián Bernstein, socio director de Synex, manifestó que en los próximos cuatro años no hay disposición a ofrecer contratos a precio conocido, debido a la incertidumbre que se observa a futuro, señalando que los costos marginales altos son algo coyuntural, por factores como la sequía.

Junto a lo anterior, señaló sobre los efectos que posee la falta de personal especializado en los servicios que entregan los permisos, como la complejidad de conectar múltiples puntos de generación ERNC, resaltando la importancia que el Gobierno debe tener una visión de largo plazo en el debate energético

En esta misma línea, Hugh Rudnick, director de Systep, hizo hincapié en la necesidad de definir la vocación energética del país, informando por ejemplo a la ciudadanía sobre los impactos económicos y ambientales de cada tecnología de generación.

De manera complementaria, indicó que se requiere que la empresa fortalezca sus vínculos con la comunidad y un Estado más activo en la definición de la normativa y en planificar la estrategia energética del país, facilitándose además la inversión y la creación de confianzas, junto con el fortalecimiento de la institucionalidad sectorial.

14 Ago , 2013 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés