La oficina es un lugar donde sus empleados deben sentirse comprometidos y alertas para dar lo mejor de sí mismos; pero a menudo se pasa por alto que hay elementos que influyen en el nivel de compromiso que pueden llegar a tener los trabajadores. Uno de esos elementos es la iluminación; un simple factor que, de ser bien utilizado, puede llegar a influir considerablemente en la comodidad y eficacia de las tareas realizadas.

Ante esta realidad, GE Lighting propone una mirada más cercana a las cinco tendencias que hoy impulsan las mejores prácticas de iluminación de oficinas; desde cómo regular las diferentes zonas -según la iluminación que se requiere-, hasta cómo ahorrar watts en los estacionamientos para propiciar un ambiente más productivo.

1.      Superar el exceso de iluminación

La Sociedad de Ingeniería de Iluminación de Norteamérica recomienda un rango entre 322,2 y 537 lux para los espacios generales de oficina. Aún así, en la mayoría de los puestos de trabajo se ocupan cerca de 644,4 lux. Una sobre iluminación puede generar fatiga visual innecesaria para los trabajadores y supone mayores costos de energía para las empresas. Un estudio realizado por el Centro de Tecnología de iluminación de California y el Programa de la Comisión de Energía de California, descubrió que al utilizar iluminación de bajo consumo -que tenga como iluminación de base la tecnología LED- se produjo un ahorro de un 50% en el uso de energía para iluminación. Además los trabajadores experimentaron una abrumadora satisfacción en su puesto de trabajo, hecho que evidencia el grado en que un simple cambio de diseño de la iluminación puede hacer una diferencia significativa.

2.      Reconversión de ROI

A veces, un sencillo cambio de la lámpara puede ser una solución efectiva para mejorar el ahorro energético. En miles de edificios de oficinas en todo Estados Unidos, millones de antiguos sistemas de iluminación fluorescentes lineales están costando a las empresas incalculables cantidades de energía. Lo que los administradores de edificios no se dan cuenta, es que la reducción del consumo de energía, de pocos vatios por aparato, puede añadir un ahorro considerable. Para la empresa MetLife, la instalación de lámparas T8 y un sistema de balastro más eficiente en su central administrativa en la ciudad de St. Louis, podría llegar a representar una reducción de costos de US$196.000 al año, con el beneficio adicional de garantizar menos interrupciones para mantenimiento.

3.      Busca el ahorro

Los propietarios también pueden ahorrar, tal como lo hizo Jo-Ann Stores -la empresa de venta en telas artesanales minorista más grande de Estados Unidos- que redujo sus costos de iluminación de sus 777.000 pies cuadrados de estacionamientos en US$28.000 al año, con accesorios de iluminación LED al aire libre de GE Lighting. Los avances en la tecnología de iluminación LED han dado paso a una nueva generación de sistemas eficientes que utilizan ópticas innovadoras para una mejor luz “objetivo” donde más se necesita. Estos dispositivos LED -con 200 vatios o menos- pueden hacer eficaz la labor de la iluminación tradicional de 400 y 1000 vatios en sistemas de descarga de alta intensidad.

4.      Toma el control

Los gerentes de construcción confían cada vez más en los sistemas de control inteligente de iluminación para ayudar a regular el uso de la luz. Los sensores de ocupación, por ejemplo, aseguran que la iluminación esté encendida solamente en las zonas activas de un espacio de trabajo, lo que se traduce en ahorro de energía. La Administración de Servicios Generales de EE.UU. evaluó el rendimiento de la tecnología en cinco edificios federales que utilizan iluminación de tecnología sensible y llegó a la conclusión de que se ahorró entre un 27% a un 63%, dependiendo del lugar. Hoy, muchos fabricantes están racionalizando sus operaciones de construcción integrando sus productos y sistemas. Esto incluye a GE y Trane, que se asociaron recientemente para poner a disposición de las empresas a profesionales de las instalaciones en una única plataforma, de tal manera que puedan regular la iluminación, calefacción y refrigeración, sin necesidad de contar con un sistema de monitoreo múltiples.

5.      Simplifique sus techos

Un sistema de iluminación de techo integrado puede distinguir un nuevo edificio o brindar sofisticación a un espacio de oficina obsoleta. Este enfoque añade interés visual a una habitación mediante la creación de canales de luz que corren a lo largo del techo. El resultado otorga una visión despejada e ininterrumpida nunca antes vista.

 

El reforzamiento o rediseño de una iluminación de oficina puede ofrecer una amplia gama de beneficios en muchos casos, y no será necesariamente complicada de implementar. Solicitar un análisis profesional de la iluminación es un primer paso para aprender más acerca de los sistemas y las opciones existentes para una mejora. Este es también un buen momento para explorar programas de reembolso de eficiencia energética, los cuales pueden acelerar el período de recuperación de inversión del proyecto.

Contacte con GE o visite www.gelighting.com /oficina para hacer su auditoría y descubra cómo podría ahorrar tiempo, dinero y energía, además de crear un ambiente de trabajo conveniente y propicio para su proceso de trabajo.

25 Jul , 2013 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés