La “Iniciativa Agua y Medio Ambiente” conocida como Mesa del agua, plantea en su segundo informe, considerar  el impacto del cambio climático en el desarrollo de infraestructura.  La instancia, liderada por la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Sanitarios (Andess) es integrada por cerca de 40 organismos entre ellos, empresas privadas, gremios, centros de estudio, académicos entre otros.

Según consigna El Mercurio, el reporte cuenta con  aproximadamente 50 páginas, donde se explica que “hay acuerdos en que la generación de infraestructura es una variable importante para llegar a las metas que como país se esperan alcanzar en el mediano y largo plazo. Sin embargo, hay que realizarla bajo políticas que consideren los cambios en las temperaturas, las precipitaciones y, por lo tanto, la variación del régimen y volumen de los ríos”.

El citado documento añade que “todos reconocen la necesidad de construir embalses, dadas las condiciones de sequía y los eventos extremos que se esperan en el futuro, pero se plantea que hay que tener en cuenta otros aspectos ligados, por ejemplo, a las características locales de la cuenca en cuanto a las necesidades de los actores o a su capacidad organizativa”.

El presidente ejecutivo de Andess, Guillermo Pickering, comentó que a nivel general “urge que este país tenga una política nacional de recursos hídricos de largo plazo, que trascienda a los gobiernos”.

Si bien Pickering reconoció que el Ministerio de Obras Públicas tiene un plan de construcción de embalses, recalcó que se requiere una política de más largo aliento y que considere otros temas, como constituir comunidades de aguas subterráneas y mejorar la organización de los usuarios.

Francisco Donoso, economista y asesor de Andess, afirmó que Chile carece de un plan hídrico que “nos permita adaptarnos al cambio climático de manera integral”.

03 Sep , 2013 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés