Si hay algo que las mujeres debemos agradecer de la globalización es, precisamente, la entrada casi definitiva a un mundo cada vez más equitativo, en el cual nuestras habilidades son valoradas a la par con las de los hombres, situación que se ha producido especialmente, al interior de las grandes compañías.

Según el International Business Report de Grand Thornton, Chile es el país con más mujeres en cargos directivos con una cifra que alcanza 25%. En la región le siguen Brasil, con un 24%, y México, con un 19%. Mientras, los países del G7 no llegan a alcanzar la media del 20%.

Por otra parte, en una reciente edición de Ernst & Young Global, que publica trimestralmente un análisis de materias de Gobierno Corporativo, se indica que en los últimos seis años, el crecimiento bruto promedio de una empresa con mujeres participando en el directorio, fue de
14 % versus el 10% de las dirigidas sólo por hombres.

Asimismo, según un último estudio de la misma consultora, en los próximos años las mujeres constituirán un mercado emergente que impulsará el crecimiento del mundo. Tanto así, que el impacto de su aporte laboral será tan importante como el que generarán las economías de China e India juntas.

El estudio mencionado anteriormente, afirma que de los 18,4 billones de dólares relacionados al gasto global en el que incurren los consumidores, el control de las mujeres sobre éste, asciende a 12 billones de dólares y tendrá una aún mayor participación en los próximos años.

Hoy se celebra un nuevo Día Internacional de la Mujer, y con el paso del tiempo ha quedado claro que la igualdad de género es un hecho ineludible en la sociedad contemporánea. Es fundamental que cada país, empresa y organización, incorpore a la mujer reconociendo y valorando su enorme aporte al desarrollo.

Margarita Ducci

Directora Ejecutiva
Red Pacto Global Chile (ONU) – Unab

04 Mar , 2013 0 Comments Noticias, Vitrina de Opinión