Las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) son el nuevo negocio que desarrollará la pesquera de capitales españoles Robinson Crusoe -ligada a TransAntartic-, una de las mayores procesadoras de alimentos marinos y conservas del país.

Según una publicación de La Tercera, la firma tiene en carpeta el desarrollo de centrales eólicas y minihidro. Los proyectos comprenden 100 MW de capacidad instalada, que demandarán US$ 200 millones de inversión y que serán empalmados al sistema Interconectado Central (SIC). El primero, que comenzará su etapa de montaje en octubre, es el parque eólico San Pedro de Dalcahue, en Chiloé.

Luis Mondragón, gerente corporativo de Robinson Crusoe, explica que el parque eólico estará a 25 kilómetros de Dalcahue. Tendrá una capacidad instalada de 36 MW, requerirá US$ 80 millones de inversión y operará con un factor de planta (porcentaje de tiempo que está en uso) en torno a 35%.

“Hicimos un estudio previo de vientos y encontramos un lugar en Chiloé con un potencial importante. Compramos tres mil hectáreas en una meseta a la altura de Dalcahue, mirando al Pacífico”, dice.

El ejecutivo señala que la semana pasada llegaron a Chile los primeros nueve aerogeneradores que montarán -de un total de 18-. La idea es que estén funcionando en el segundo trimestre de 2014. El proyecto también comprende una línea de transmisión de 23 kilómetros, la que se conectará a la subestación Chiloé -propiedad de Saesa- que está en Degán.

Mondragón señala que vienen estudiando hace seis años el negocio energético de Chile -en la pesca están desde 1977-. Poseen experiencia en el área a través de la matriz en España, considerando que participa hace 18 años. “El grupo en España está diversificado en distintas industrias. Entre ellas tiene el grupo pesquero y el de energías renovables. De ahí nace el interés de estudiar las ERNC en Chile. Contratamos asesores para estudiar el potencial, vimos que había espacio para entrar y por eso creamos TransAntartic Energía”, dice.

La firma también trabaja en otros tres proyectos. Dos centrales de pasada minihidro. Una estará en Longaví, Región del Maule, donde invertirá US$ 16 millones. La otra, de 1 MW, en la zona de Arauco, donde invertirán US$ 3 millones. Ambos proyectos deberían iniciar obras en el primer trimestre de 2014.

Además, está en carpeta la construcción de un segundo parque eólico -en Chiloé-, que tendrá una capacidad del orden de 60 MW y una inversión en torno a US$ 100 millones. La iniciativa está con sus estudios iniciales.

Mondragón sostiene que la firma apuesta por un modelo de negocios basado en la venta de energía al mercado spot (que refleja las transacciones del día). Por eso, no contemplan buscar contratos de suministro. En el caso de la primera etapa del parque San Pedro de Dalcahue, se usó la modalidad proyect finance para lograr los recursos. Esto significa que los bancos aportan el capital y se paga en la medida que generan los ingresos. Por eso venderán en el mercado spot.

27 Ago , 2013 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés