. El encuentro, con cita en Buenos Aires, tuvo como objetivo intercambiar experiencias sobre el papel del sector privado en la erradicación del empleo infantil, y el resguardo del adolescente que se ha incorporado a la población laboral activa.

La intervención nacional estuvo a cargo de Alejandro Rodríguez, director de Relaciones Institucionales de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), quien presentó la Red de Empresas para la Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del Adolescente Trabajador de Chile.

La iniciativa, creada en julio de 2012, es fruto del esfuerzo conjunto de la  Organización Internacional del Trabajo (OIT), Pacto Global Chile, Acción RSE y las empresas ACHS, Telefónica y Sodimac, a las que se sumó Banco Itaú.

En palabras del director, el principal desafió de la organización es “lograr que en Chile nos demos cuenta de que el trabajo infantil existe, y que seamos capaces de reconocer los problemas que esto genera para los adolescentes, niños y para el país”. En ese sentido, el profesional destacó la necesidad de coordinar los esfuerzos, y de esta forma “dejar de ser organizaciones independientes que hacen cosas de manera aislada”.

Alejandro Rodríguez ACHSRodríguez presentó el documento “Crecer Protegido: Manual para la Protección del Adolescente Trabajador” (http://manualcrecerprotegido.achs.cl), y compartió las experiencias en torno al resguardo de los adolescentes afiliados a la ACHS. El instrumento, dirigido principalmente a las Pymes, recoge antecedentes del trabajo adolescente en Chile, su problemática desde la perspectiva de la seguridad y salud ocupacional, la regulación vigente, y propone una serie de acciones concretas destinadas a generar cambios en la realidad del trabajador, y con ello, disminuir la tasa de accidentabilidad de este grupo etario específico. Además presentó el portal Crece Protegido (http://creceprotegido.achs.cl ), que busca dar conocer entre los adolescentes (15 y 17 años) los derechos y responsabilidades que tienen al momento de trabajar.

Hablan las cifras

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 215 millones de niños y adolescentes son víctimas del trabajo infantil a nivel mundial, de los cuales 62 millones tienen entre 15 y 17 años.

Red contra el Trabajo Infantil

En Chile, si bien el panorama es menos desalentador que en otros países de Latinoamérica, se trata de una realidad que no se puede desconocer. Según la Encuesta Nacional de Actividades de Niños y Adolescentes (2003), 102 mil jóvenes trabajan en nuestro país, y el 40% lo hace en condiciones inaceptables, ya sea porque tienen lugar en la calle, se desarrollan de noche, se extienden por más de media jornada a la semana, impiden la asistencia a establecimientos educacionales –la mitad ha dejado sus estudios y el 40% presenta algún tipo de retraso- o superan la jornada legalmente establecida para todos los trabajadores.

Una versión actualizada de estos datos estadísticos debiese darse a conocer el próximo mes de abril.

En materia de accidentabilidad, entre los años 2008 y 2011 ingresaron a los centros de salud de la ACHS 3.260 adolescentes trabajadores. “Nosotros como Asociación Chilena de Seguridad tenemos más de 800 adolescentes accidentados al año, que si sumamos los que no tienen contrato y los que pertenecen a otra mutualidad, serían bastante más, lo que nos da cuenta de una realidad que está comenzando a ser compleja”, señaló Alejandro Rodríguez, quien destacó las diversas iniciativas que la ACHS ha impulsado desde el año 2010 con el objetivo de disminuir la tasa de accidentes

  • La regulación del trabajo de adolescentes

protección a adolescentes

Se encuentra reglamentado por el Código del Trabajo, modificado en materia de empleo de menores a través de la  Ley 20.189. La normativa vigente establece como edad mínima legal de ingreso a un empleo los 15 años, y las labores desarrolladas no deben atentar contra la salud, el desarrollo personal del menor, ni interferir en su escolarización (el menor debe acreditar que está estudiando o que terminó la enseñanza media). En cuanto a la jornada laboral, se señala que no podrá superar las 8 horas diarias ni las 30 horas semanales. Además, en ningún caso podrá efectuarse de noche. En materia de acuerdo laboral, la existencia de un contrato es obligatoria, el que deberá registrarse en la Inspección Comunal del Trabajo respectiva.

  • Trabajo coordinado

Con el objetivo de avanzar en la lucha contra el empleo de menores celebraron una reunión de trabajo el Ministerio del Trabajo y Previsión Social y la Red de Empresas para la Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del Adolescente Trabajador de Chile. El encuentro, en el que participó la titular de la cartera, Evelyn Matthei, y representantes de las instituciones asociadas, permitió sellar una serie de acuerdos que tienen por finalidad posicionar la temática del empleo de menores en la agenda pública, y con ello, sensibilizar a aquellos sectores de la sociedad que aún perciben dicha realidad como ajena a nuestro país.

 

11 Ene , 2013 0 Comments Adherentes, Destacadas, Noticias