En la municipalidad de Las Condes están convencidos de que para disminuir la congestión en las calles no basta con hacer obras de vialidad que mejoren el tránsito de automóviles. Por eso se embarcaron en un proyecto de bicicletas públicas que durante el segundo semestre de 2014 estará funcionando y que, esperan, se hará cargo de gran parte de los viajes que se realicen dentro de la comuna.

La iniciativa está inspirada en el modelo parisino, que el alcalde Francisco de la Maza conoció la semana pasada. La idea es que se instalen estaciones con un promedio de 12 bicicletas cada una en tramos cuyo tiempo de recorrido no superen los 30 minutos.

Para ello se necesitarán al menos 100 estaciones y 1.500 bicicletas, que estarán en lugares estratégicos de la comuna. “Las dependencias municipales, como el centro cívico o centros comunitarios, van a tener estaciones. Además, habrá algunas asociadas a estaciones de Metro, que en la comuna hay nueve y en al menos tres de ellas tienen que estar”, aseguró el edil.

Antes de septiembre se abrirá la licitación pública para dar forma al proyecto y en ella el municipio definirá 50 lugares donde no podrán faltar las estaciones. Además de las antes mencionadas, se suman a los puntos obligatorios ciertos lugares de actividad comercial, como el mall Alto Las Condes; el polo de oficinas de Avenida Presidente Riesco -frente al Parque Araucano-, y centros educacionales. Los 50 restantes estarán abiertos a las ofertas de quienes se presenten a la licitación.

Esta será la primera etapa del sistema de bicicletas públicas de la comuna que abarcará el sector poniente de Las Condes hasta Padre Hurtado. Ese será el límite, pues el alcalde explica que “de acuerdo a la experiencia que vimos en París, en lugares donde hay pendiente, como es el caso de Padre Hurtado hacia el oriente, el tema es más complejo. La idea es que las bicicletas siempre estén circulando y en sectores así los viajes se concentran en bajada”.

De todas formas, no está descartado que el sistema se instale en sectores como San Carlos de Apoquindo, pero para que ello se materialice deberán esperar a una segunda etapa.

Podrán usar las bicicletas los residentes y quienes tengan la tarjeta vecino, quienes pagan su permiso de circulación en la comuna -“porque el sistema será una alternativa al vehículo”, explica De la Maza- y quienes cancelan patentes comerciales.

Aquellos que no tengan un vínculo con la comuna y quieran usar las bicicletas deberán pagar una suscripción anual ($48 mil), mensual ($5 mil) o diaria ($1.000). Para esto, se podrán inscribir directamente en las estaciones usando un medio de pago electrónico.

Si bien los costos del proyecto quedarán definidos una vez que se licite, sí está claro cómo será el financiamiento del sistema. Un tercio será el aporte de quienes se suscriban, otro tercio lo aportará la publicidad que se permitirá instalar en las estaciones y bicicletas, y el resto será aporte municipal.

Paralelo al desarrollo de este proyecto, el municipio está trabajando en el plan de construcción de ciclovías segregadas que faciliten el traslado de los ciclistas y permitan conectar con los otros medios de transporte público.

“Esperamos tener el mayor número de kilómetros de rutas cuando empiece el sistema de bicicletas públicas. El objetivo es que en cuatro años tengamos 60 kilómetros construidos”, aseguró el alcalde.

Datos de interés

 

– 30 minutos es el tiempo máximo para que sea gratis el uso de las bicicletas que tendrá Las Condes.

– 12 bicicletas, en promedio, tendrá cada estación. Los lugares más concurridos tendrán más vehículos.

– $48 mil costará la suscripción anual a quienes no tienen la tarjeta vecino ni pagan patente comercial o permiso de circulación en la comuna.

19 Abr , 2013 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés