A su mínimo histórico llegó en abril la tasa de accidentes del trabajo entre las empresas afiliadas a la ACHS, situándose en un 4,16% al considerar los últimos 12 meses móviles. Por su parte, la tasa de siniestralidad fue de 74 dp.

Hace 20 años, Chile tenía una tasa de accidentabilidad de dos dígitos. En 2012 esa cifra llegó al 4,57% y para 2014, estaba puesto el desafío de ACHS por alcanzar un nivel por debajo del 4%, disminuyendo en 33 mil el número de accidentados por año; cifra que se encuentra cada vez más cerca de cumplir.

La ACHS está actuando sobre cuatro ejes de acción que conforman el modelo preventivo de la institución y que marcarán la pauta del sector mutual: los riesgos psicosociales, la salud preventiva, la capacitación efectiva y la especialización por sector económico.

Una empresa que tiene menos accidentes es más productiva y rentable y, al tener mayores niveles de seguridad, logra que sus trabajadores estén motivados y comprometidos.