Según datos de la Asociación de Industriales del Plástico (Asipla), cada chileno usa en promedio unas 200 bolsas plásticas anuales, las que demoran 400 años en degradarse. Cifras como éstas motivaron a la Municipalidad de Pucón a prohibir desde este mes el uso de estos envases en el comercio, y a incentivar la utilización de bolsas fabricadas con materiales como el polipropileno o algodón.

Según una publicación del Diario Financiero, la venta de este tipo de bolsas ha tenido un crecimiento exponencial en nuestro país. De acuerdo con la empresa Bolsas Reutilizables, que opera en Chile desde 2009 y que tiene el 80% de participación en este mercado, en 2012 se produjeron más de tres millones de unidades y para este año se espera que las ventas aumenten entre 30% y 40%. No obstante, y pese al auge que han tenido, las bolsas plásticas siguen liderando este nicho: sólo el año pasado se fabricaron 200 mil toneladas, que movilizaron unos US$ 50 millones.

El costo de producción de las bolsas sustentables continúa siendo alto si se lo compara con el de las desechables, acota Nicolás Maturana, socio y gerente de ventas de Bolsas Reutilizables. Sin embargo, aclara que las ventas han crecido porque no sólo se usan como reemplazo de las bolsas plásticas, principalmente en supermercados y multitiendas, sino también, porque se ha ampliado su uso en seminarios y tiendas de ropa.

Agrega que, al ser reutilizables, “la lógica indica que su venta disminuya, pero eso no ha pasado porque no sólo son más resistentes, sino que están de moda porque son más sustentables”. Eso sí, precisa que su carácter “verde” está en que pueden reutilizarse y no en sus materiales, pues la mayoría “está hecha de polipropileno, que también es un derivado del petróleo”.

Al respecto, Mariela Formas, gerente general de Asipla, sostiene que “las bolsas reutilizables también son de plástico y son productos de mayor margen y valor agregado, y mientras la producción sea nacional no habrá un desbalance en la industria”. Y añade que en la medida en que sean reciclables, “el mercado debiera mantenerse en equilibrio”.

Vida útil


Con el fin de masificar el consumo de bolsas reutilizables, el Ministerio de Medio Ambiente trabaja en un proyecto de ley de Responsabilidad Extendida del Productor que establece la obligación de los fabricantes de varios productos, de hacerse cargo de éstos al final de su vida útil. “Esperamos que esta iniciativa genere un impulso en el sector privado a considerar el tema ambiental y el uso de envases reutilizables, como las bolsas”, dice María Ignacia Benítez, ministra de la cartera.