Una muy buena noticia recibieron más de 120 familias dedicas a las recolección  de hierbas y frutos de las regiones del Maule y Bío Bío, ya que la empresa ARAUCO firmó con ellos 17 convenios de colaboración, con lo que oficializó la recolección de estas especies desde los predios de la compañía.

Este hecho es congruente con el trabajo que Forestal Arauco ha realizado desde el 2005 a través de su participación en la Mesa Articuladora “Recolección Productos Forestales No Madereros (PFNM)” y, a partir del 2012, por medio de su “Programa de Recolectores del Bosque”, que aporta al crecimiento y desarrollo local de sus vecinos y contribuye al cuidado del medio ambiente.

Las personas que se acogieron a estos convenios recolectan diversos productos como nalcas, moras, murtillas, hierbas, hongos, productos deshidratados, piedra cruz, rosa mosqueta.

“Esta actividad ha comenzado a hacerse visible nuevamente gracias a los esfuerzos de las recolectoras y recolectores, por una parte, así como por la importante riqueza de la flora chilena que se ha ido revelando a partir de las investigaciones científicas, el trabajo de las ONGs, la acción de diversos actores sociales, la demanda creciente de productos naturales y la necesidad de proteger el medio ambiente y reducir los niveles de pobreza, entre otros”, explica Verónica Salas, experta en temas de recolección y directora del Taller de Acción Cultural (TAC).

Patricio Eyzaguirre, subgerente de Desarrollo Local de Arauco, señaló que “este programa es parte de la estrategia de Desarrollo Local que implementa ARAUCO y que tiene como objetivo construir relaciones permanentes y de mutua colaboración con las comunidades cercanas a sus operaciones, incorporando sus inquietudes y necesidades en la toma de decisiones y apoyando su desarrollo. Este es un primer paso y la idea es que este grupo de recolectores crezca con el tiempo”.

Cecilia Torres, recolectora del sector Trecacura, en la comuna de Florida, ha participado en varias capacitaciones, lo que le ha permitido aprender sobre técnicas de secado de frutas, hongos y hierbas. “Estas capacitaciones son una tremenda oportunidad para reforzar los lazos con nuestros vecinos y ampliar nuestras redes de contacto. Ahora estamos muy motivadas y queremos instalar nuestra propia máquina de secado”, dice, entusiasmada, sin dejar de recoger la abundante rosa mosqueta que crece a metros de su casa.

19 Mar , 2014 0 Comments Adherentes, Destacadas, Noticias