La empresa Bionas -de Malasia ahora con filial en Chile y América Latina-, y la Red Pacto Global Chile, inician hoy una ronda de conversaciones con el ministerio de Medio Ambiente, con un objetivo puntual: que entre las soluciones de biocombustible utilizadas en transporte, se incorporen tabletas y aditivos de la firma.

Son productos elaborados con la planta Jatropha, tal como ocurre en EEUU, Alemania y Bélgica. Entre ellos, se cuenta un aditivo polarizado en forma de tableta que se instala en el motor de un vehículo diésel o con gasolina y que permitiría un ahorro de combustible de hasta un 50% y reducir la emisión de gases contaminantes entre un 70% a un 90%.

Reiner Mees, gerente general de Bionas Latinoamérica, indica que también están en conversaciones con la Asociación de Taxistas y Alsacia Express. “Es un primer paso y si funciona, creo que el gobierno también se va a interesar y, tal vez, adopte medidas políticas sobre esto”.

Roberto Sone, vicepresidente de Bionas Latinoamérica, dice que la U. de Chile y el Fondo de Innovación Agraria realizaron un estudio que revela que hay 500.000 hectáreas para cultivar Jatropha en el país, cuyo cultivo implicaría una inversión de US$ 680 millones.

Para validar el funcionamiento de la tableta y aditivos de Bionas en Chile, el académico de la USM, Alejandro Sáez, realizó pruebas cuantitativas en barco, caldera y vehículos, cuyos resultados se darán a conocer la próxima semana.