Como sabemos, desde mediados del siglo XX, la principal causa del aumento observado del promedio mundial de temperatura, se debe al incremento constante de las concentraciones de gases de efecto invernadero derivado del crecimiento en materia industrial.

Las emisiones mundiales de estos gases crecieron 70% entre 1970 y 2004, elevando la concentración atmosférica a niveles muy altos. Durante las 3 últimas décadas, el importante aumento de la temperatura del aire y de los océanos ha acelerado el deshielo de nieves y glaciares, provocando trascendentales cambios en las corrientes marítimas, seguido de un aumento de tormentas y huracanes.

¿En qué afectaría este fenómeno, a Chile? Según el Panel de Expertos de Naciones Unidas para el Cambio Climático, nuestro país no se vería afectado de igual forma en todas las zonas geográficas, dada su diversidad, No obstante, es un riesgo que debe ser prevenido, por sus consecuencias, teniendo en cuenta que hay muchos sectores productivos que dependen de condiciones climáticas favorables para su desarrollo.

Un ejemplo es, que producto de la escasez de agua provocada por el cambio climático, podría afectar la potencia de las centrales hidroeléctricas ocasionando al país pérdidas cercanas a los US$153 millones anuales. Además, existe otra problemática relacionada con  la creación de una suerte de “efecto dominó”,  ya que este déficit sería suplido principalmente por generación a carbón, lo que generaría un mayor impacto ambiental.

De acuerdo a los estudios de la Comisión Mundial de Cambio Climático del Pacto Global, como consecuencias de este preocupante  fenómeno, podrían existir pérdidas de entre un 5%  a un 20% del PIB mundial. En ese sentido, la participación de Chile, según la OCDE, en cuanto a producción de gases de efecto invernadero ascendería a 0.3%, habiendo aumentado en los últimos años.

Chile debe contribuir a la  mitigación de gases de efecto invernadero a nivel global mediante un proceso  de transición que no comprometa el crecimiento económico del país, equilibrio difícil de lograr, pero imperativo.

Margarita Ducci B.

Directora Ejecutiva Red Pacto Global Chile (ONU) – UNAB

02 Sep , 2014 0 Comments Vitrina de Opinión