Si bien Chile se destaca en la región por ser uno de los países más avanzados en cobertura de tratamientos para el cáncer infantil, no todas las familias pueden costear los gastos asociados que se generan, como enfermeras particulares, medicamentos paliativos y el hecho renunciar a la pega para asistir al infante en su enfermedad.

Viendo los altos costos que suponía tener un hijo con cáncer, un grupo de padres que vivió esta experiencia creó en 1991 la Fundación Nuestros Hijos, institución que asiste a niños de 0 a 15 años en las necesidades que se generan por recibir un tratamiento de quimioterapia, como pueden ser los medicamentos paliativos, apoyo escolar en hospitales y alojamiento a familias de escasos recursos que viven lejos de los centros de tratamiento públicos.

Gracias a una alianza que Fundación Nuestros Hijos realizó con GE Lighting hace tres años, la empresa estadounidense le ha donado hasta la fecha más de $15 millones producto de la campaña efectuada durante la época de Navidad en las tiendas Sodimac.

El gerente general de la fundación, Raúl Arrázola, explicó que “el mayor porcentaje de ingresos nos llega a través de donaciones de empresas. Este tipo de acciones es muy importante para nosotros porque nos ayuda enormemente para asistir a los niños enfermos de cáncer que llegan solicitando apoyo a Fundación Nuestros”.

La Fundación, actualmente llega al 75% de los niños oncológicos que se atienden en el sistema público con alojamiento, medicamentos, ayuda psicológica, educación, bonos para locomoción, canastas familiares y mejoras de sus viviendas, entre otros tipos de ayuda. Todo esto con el fin de mejorarles la calidad y expectativas de vida y disminuir el impacto psicosocial y económico que el cáncer provoca tanto en el niño como en su grupo familiar.

La realidad en el país no es dulce: cada año se diagnostican cerca de 500 nuevos casos de cáncer infantil y existe una población estimada de 1.000 menores en tratamiento, de la cual el 80% se trata en el sistema de salud público.

Los más de $6 millones recaudados por GE Lighting durante la campaña de Navidad de 2013, que significaron un aumento de 82% respecto a la primera, ayudarán en parte a mantener las dos unidades de oncología infantil que la fundación construyó y sustenta en los hospitales públicos Dr. Sótero del Río y Exequiel González Cortés, además de las casas de acogida con capacidad para recibir a 22 niños que llegan desde regiones junto a su madre o padre para recibir sus tratamientos.

El sales manager de GE Lighting retail, José Tomás Santomingo, afirmó que  “es emocionante ver cómo viven los niños en la casa de acogida. Tienen una energía especial, y es esa misma energía la que nos permite jugarnos con las ventas en la campaña de Navidad. Queremos seguir aportando un grano de arena para mejorar la calidad de vida de estos niños y es por eso que estamos en conversaciones para realizar más actividades durante el año aparte de la donación”.

Gracias a los aportes que se entregan a la Fundación Nuestros Hijos, el 75% de los niños se recupera si se diagnostica el cáncer a tiempo y reciben el tratamiento adecuado.

“Este aporte de GE Lighting es una luz de esperanza para estos niños y sus familias, que tienen que verse enfrentados de manera muy temprana a una realidad que nadie desearía tener. Y por eso estamos agradecidos”, comentó Arrázola.

25 Jul , 2014 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés