sobre cómo las empresas pueden incluir en sus memorias de responsabilidad social aspectos relacionados con las personas con discapacidad. Estará listo para el próximo mes de diciembre.

Según publicó el portal de noticias Comunica RSE, esta decisión se produce después de una campaña lanzada en 2013 por Fundación ONCE y el Comité Estatal de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) con el objetivo de que las necesidades y expectativas de las personas con discapacidad estuvieran presentes en las guías que elabora GRI. La campaña contó con la adhesión de más de medio millar de firmas.

Ernst Ligteringen, máximo responsable de esta organización, ha manifestado a Servimedia que con este documento se quiere fomentar que las empresas y organizaciones, que actualmente están utilizando los estándares hasta ahora utilizados, tengan cada vez más en cuenta estos asuntos a la hora de elaborar sus informes de responsabilidad social.

De esta forma, reitera Ligteringen, “podremos contar con la experiencia necesaria por parte de las compañías, para posteriormente elaborar una serie de indicadores”, identificados por los distintos grupos de interés, “que sean integrados en los estándares” del GRI.

En este sentido, el presidente del GRI considera que aunque actualmente haya 3.500 empresas que estén elaborando memorias de sostenibilidad de acuerdo a sus estándares, todavía es una minoría sobre el total de compañías que existen en el mundo. “Son empresas líderes y que están sacando beneficio, poniendo en valor las estrategias de responsabilidad social”.

El pasado año se lanzó la nueva versión de estándares denominado G4 que, según Ligteringen, hará que los informes relaten claramente lo más relevante, “por qué y cómo se desarrollan las estrategias. Y ofrece unas definiciones más avanzadas y más precisas, que ayudan a la comparabilidad”. Aunque a este respecto todavía quedan avances que hacer en el campo de la medición y la evaluación.

 

04 Abr , 2014 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés