Pocos días faltan para que parta la cuarta versión del festival Lollapalooza y el tema ambiental no ha estado alejado de la palestra. Y es que ya no es el sushi o los vinos nacionales las peticiones de los artistas, sino que muchos de ellos prefieren optar por opciones verdes para “saciar” sus deseos.

Según una nota del Diario La Segunda, ninguna de las 66 bandas que se presentará el 29 y 30 de marzo en el Parque O’Higgins, han hecho solicitudes que podrían ser calificadas como excéntricas o extravagantes a Lotus, la productora a cargo del festival.

La única excepción en cuanto a peticiones las han marcado Nine Inch Nails y Arcade Fire, quienes estarán en el Coca Cola Stage el sábado y domingo respectivamente.

Sin embargo, y pese a que se han salido de libreto en comparación con los demás grupos, han hecho solicitudes que están en sintonía con la esencia de Lollapalooza: El espíritu verde.

En el caso de los canadienses de Arcade Fire, banda liderada por Win Butler, estos pidieron desde un primer momento que todo lo que usaran para consumir líquidos y alimentos fuera reciclable.

Algo similar a lo que hizo Jack Johnson hace un par de semanas -quien además de material reutilizable-, solicitó dotar de electricidad su show con el uso de generadores que se alimentaban de combustible diesel bajo en sulfuro. Todo ello para disminuir el impacto ambiental.

No obstante, el caso de Nine Inch Nails es más llamativo. Y es que para reducir las emisiones de CO2 la banda encabezada por Trent Reznor, decidió enviar por mar, y no por aire, las más de 30 toneladas del aparataje técnico que usan para montar su show.

Según cálculos realizados en distintas webs, los 8.918 kilómetros que comprende el viaje en barco desde Los Angeles a Valparaíso, se traducen en misiones de CO2 equivalentes a 677.768 kilos. Mientras que en avión, el mismo trayecto significarían 1284.192 kilos.

26 Mar , 2014 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés