María Letini, Associate Director Networks and Global Outreach de PRI de Naciones Unidas,  entrega  las claves para la inversión responsable en América Latina y el Mundo. Estas directrices se encuentran en  la Agenda Líderes Sustentables 2020, ALAS20 (GovernArt).

Como representante de PRI, Letini, en esta entrevista explica que Principles for Responsible Investment (PRI) es una de las plataformas de participación disponibles para los adherentes de las Redes Locales de Pacto Global en el mundo. Y hace hincapié en que  el propósito de esta iniciativa es crear un sistema financiero global en base a directrices sustentables debido a que el sistema existente perjudica las inversiones a largo plazo.

La representante de este programa, recalca la importancia de los seis principios que promueve el PRI, además de explicar lo significativos que son para el desarrollo de la inversión responsable en la región.

¿En qué consisten los Principles for Responsible Investment (PRI)?

Empezado en 2005, de la mano de Kofi Annan quien invito a un grupo de los mayores inversores institucionales del mundo a unirse. Juntos pretendían fomentar la inversión responsable — es una iniciativa en colaboración con el Programa de Naciones Unidas para el Medioambiente- la Iniciativa Financiera  y el Pacto Mundial de la ONU

Hoy en día, PRI representa casi 1300 signatarios de todo del mundo que en conjunto gestionan aproximadamente 45 mil millones de dólares.

Al formar parte de este grupo, los signatarios coinciden en que tienen obligación fiduciaria para actuar en los mejores intereses a largo plazo de sus beneficiarios.  Así, reconocen la creciente importancia de las cuestiones ASG (ambientales, sociales y mejores prácticas del gobierno corporativo) en el rendimiento de las carteras de inversión.

Los seis principios son:

  1.  Incorporaremos las cuestiones ASG en el análisis de la inversión y los procesos de toma de decisiones.
  2.  Seremos propietarios activos e incorporaremos cuestiones ASG en nuestras políticas y prácticas de inversión.
  3.  Requeriremos información adecuada sobre cuestiones ASG de las entidades en las que invertimos.
  4.  Promoveremos la aceptación y la implementación de los Principios dentro del sector de inversiones.
  5. Trabajaremos juntos para mejorar nuestra efectividad implementando los Principios.
  6.  Reportaremos acerca de nuestras actividades y progreso al implementar los Principios.

 

¿En relación a Europa y Asia cómo ven el escenario latinoamericano y más precisamente a Chile en este tipo de materias?

No hay obstáculos para los inversionistas en Chile y en toda América Latina para abrazar los principios del PRI. Obviamente, se necesita tiempo para educar a los interesados en el tema de la inversión responsable, por lo que debe considerarse como parte de las buenas prácticas de inversión y los beneficios que la incorporación de estrategias de ESG puede aportar a los resultados financieros en el largo plazo. Puede ser útil para países como Chile, para ver cómo los inversores de otros mercados emergentes se han beneficiado de estas estrategias. Brasil y Sudáfrica, por ejemplo, ambos han dado pasos positivos en la inversión responsable, especialmente en las áreas de ESG y transparencia.

¿Cuáles son las principales trabas para implementar este tipo de iniciativas en economías emergentes?

La actual falta de normas de información y presentación de informes normalizados en los mercados emergentes es un desafío particular. Sin embargo, en los últimos años, las empresas de los mercados emergentes han comenzado a adoptar mejores prácticas de divulgación. La revelación de información en un idioma extranjero también puede ser un desafío. Y por supuesto la educación sobre ESG sigue desempeñando un papel esencial.

¿Cuáles son los principales beneficios, tanto para inversores como empresas, al momento de adoptar este tipo de iniciativas?

Todos nuestros signatarios creen que la aplicación de estos 6 Principios a sus operaciones puede ayudar a gestionar los riesgos, identificar oportunidades, y sincronizar las filosofías de sus inversiones con los objetivos de la sociedad.

¿Qué tipo de mecanismos son los que utilizan para implementar este concepto en la esfera empresarial?

Debe haber un proceso de colaboración si la integración ASG se llevará a cabo con éxito en toda la organización y con los inversores. Las empresas tienen que hablar con sus inversores y escuchar sus opiniones sobre la inversión responsable. Las empresas también tienen que desarrollar directrices para la divulgación de información sobre sus cuestiones ASG y resultados en materia de manera que estas actividades son transparentes para los inversores, quienes pueden evaluar esta información. Muchas empresas en los mercados emergentes han encontrado que ser líderes en ASG es una buena manera de diferenciarse de sus pares.

Respecta a la asistencia, las empresas deben aprovechar los recursos proporcionados por organizaciones como el PRI, así como el Pacto Global de las Naciones Unidas y el UNEP FI.

¿Cuáles son los desafíos a futuro que tienen como iniciativa?

Para muchas nuevas empresas en rápido desarrollo los mercados emergentes, el crecimiento ha sido más foco que la responsabilidad corporativa. Sin embargo, ya que los mercados emergentes han sido cada vez más cuestionada por la exigencia de la responsabilidad empresarial, muchas empresas han asumido el desafío de tomar las estrategias de ASG a bordo y, al mismo tiempo, mejorar sus mecanismos de transparencia y divulgación.

Para las empresas, tanto en el mundo desarrollado y en desarrollo, uno de los mayores desafíos es asegurar que ASG se convierte en parte de las buenas prácticas de inversión global en lugar de ser visto como algo al margen de la inversión.

 

 

 

22 Dic , 2014 0 Comments Destacadas, Entrevistas, Noticias