Según una publicación del diario Pulso “estamos atrasados en reciclar en Chile, cierto”. Pero los contenedores siempre desbordados en distintos centros de acopio de materiales reciclables muestran que la conciencia por este tema va en crecimiento y que los generadores de estos servicios se están viendo obligados a actualizar su oferta con nuevas iniciativas.

Lo mismo pasa con ciclistas, peatones y automovilistas hoy en una verdadera batalla por el uso de la infraestructura vial.

Estrés de crecimiento que algunas comunas, especialmente las que partieron primero con estas propuestas, están enfrentando con planes renovados.

¿Un dato objetivo? Vitacura inició la recolección de reciclables en su Punto Limpio en 2006. Ese año ingresaron 6.316 Vehículos, el año pasado ingresaron 127.831. En cantidad de material recibido, el crecimiento promedio desde 2006 a 2013 (considerando latas, cartón, vidrio, plásticos, Tetra Pack y chatarra electrónica) es de 3.153,15%

Esto explica que este año hayan decidido iniciar la recolección a domicilio, proceso que se hace cada dos semanas.

Vitacura también estrenó a fin de 2013 su sistema de arriendo de bicicletas. Este año esa red se hará más extensa. Y junto con ello, comenzará la construcción de 43 kilómetros de ciclovías en un plazo de cinco años. Parte del plan consiste en generar barrios de baja velocidad, denominados como zonas 30. Ya existen definidas cuatro de estas zonas de tránsito mixto que serán implementadas durante 2014.

Otros planes de Vitacura tienen que ver con cambio de iluminación a tecnología LED en luminarias, paraderos de micros, semáforos y más, para reducir su consumo de electricidad.

Ciclovía en Lyon

Si se trata de bicicletas, Providencia este año cambiará su sistema de arriendo, pues pasarán a tener otro proveedor.

Además, trabaja en ampliar su red de ciclovías. Actualmente están en proceso las licitaciones de Luis Thayer Ojeda y Tobalaba y se acaba de anunciar cómo será la de Ricardo Lyon. En su primera etapa tendrá 2,3 kilómetros desde Coyancura hasta Lautaro Ferrer y tendrá dispositivos como separadores de calzada de caucho reciclado que tendrán huinchas reflectantes y serán de una altura similar a la de la solera. Y los cruces tendrán señalizaciones y semáforos para ciclistas. Las faenas de construcción comienzan en marzo y se extenderán por 135 días.

Y si es por vida al aire libre, los domingo tres calles clave del municipio se cierran para los vehículos y se abren para el deporte con la CicloRecreoVía por Pocuro, Lyon y Av. Andrés Bello (cazada norte).

Este municipio también tiene un plan de reciclaje, con 20 puntos de recolección en plazas y dos puntos móviles de EcoChilectra.

Además, se hacen dos campañas anuales de tres días para recepción de electrodomésticos y chatarra electrónica en el Parque Bustamante y plazas.

También tienen un programa de reciclaje de aceite que recupera alrededor de 10.000 litros por mes de aceite vegetal quemado de 260 restaurantes de la comuna.

Providencia también habilitó el año pasado su primera huerta urbana en el sector El Aguilucho, un proyecto de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, y ejecutado por PlantaBanda.

Además, en 2014 verá la luz un huerto comunitario de 600 metros cuadrados en Antonio Bellet. Este lugar será administrado por vecinos y organizaciones relacionadas, mediante la creación de un concejo.

Reciclaje a domicilio

Ñuñoa, otra comuna de las pioneras en políticas de reciclaje, inauguró en 2003 su programa y desde el comienzo ha hecho recolección a domicilio. Desde entonces han recolectado más de 22.000 toneladas de material reciclable. Un camión pasa una vez por semana en un día distinto al de la basura y retira papeles, cartones, vidrios, latas de aluminio, plásticos y chatarra, lo que permite cumplir con una ordenanza municipal que obliga a los vecinos de a comuna a separar sus residuos.

Se estima que alrededor de un 35% de las viviendas de la comuna están participando activamente en el programa. También participan colegios públicos y privados, donde hay contenedores. Todo el material recolectado va a un punto de acopio de KDM y luego a su planta de reciclaje en Til Til.

Ñuñoa además, abrió su principal calle, Irarrázaval, a la Ciclo Recreo Vía, los domingo de 9 a 14 horas y en agosto próximo, comenzará con su sistema público de arriendo de bicicletas, con la empresa B-cycle, la misma que hoy opera en Vitacura. En la primera etapa del proyecto, se habilitarán 20 estaciones y tendrán los estándares ya conocidos (bicicletas Trek, estaciones alimentadas por energía solar).

Otra iniciativa de Ñuñoa tiene que ver con eficiencia energética. Cambiarán 2.500 luminarias públicas a tecnología LED.

Por último, a fin de 2013 el municipio levantó un muro vegetal de 230 metros cuadrados en la pared de Tobalaba por donde pasa el canal San Carlos, lo que genera una nueva área verde y evitar rayados y pegatinas.

Ocho kilómetros de ciclovías

Las Condes también tiene planes ambiciosos. Durante el primer semestre generará 8 kilómetros de ciclovías en calzada distribuidas en las calles Callao, Renato Sánchez, Nevería, Las Malvas, Latadía, Noruega y García Pica.

En el segundo semestre, en tanto, el municipio estrenará su sistema de arriendo bicicletas públicas, cuya licitación está en proceso. Contará con 100 estaciones y 1.500 bicicletas y el plan es que esté muy integrado a sistema de transporte público, con la intención de reducir el uso del automóvil.

Respecto a reciclaje, la comuna tiene once puntos limpios, y un Punto Verde que es para llevar artefactos grandes y electrodomésticos en desuso similares. Este servicio está sólo para usuarios con tarjeta de vecino.

Una iniciativa reciente es la de un punto móvil de reciclaje para papel, cartón, vidrio, Tetra Pak y botellas plásticas transparentes. Este año se incorporarán tres nuevos camiones al sistema para acercar más el reciclaje a las personas. Los barrios y horarios por los que pasa este servicio se pueden ver en http://www.lascondes.cl/medio_ambiente/punto_limpio_movil.html.

Otra iniciativa que ha tenido buena recepción en la comuna son las ventas verdes de garage. Se hacen cuatro o cinco a año en el Punto Verde y se venden todo tipo de productos amigables con el medio ambiente, orgánicos y también reciclados. Los mismos artefactos que llegaron al punto en algún momento, son reparados y se vuelven a vender en estas ferias.

12 Feb , 2014 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés