Un gran paso al fomento de la lactancia materna tendrán las alumnas -y funcionarias- de la Universidad Andrés Bello gracias a un innovador proyecto de desarrollo institucional del Ministerio de Educación, que se adjudicó la carrera de Enfermería. Se trata de un lactario, pionero en su tipo, espacio especialmente habilitado para otorgar tranquilidad y apoyo a las madres que lo requieran.

El gobierno, a través de sus programas ya había extendido el post natal para poder alargar este tiempo en las mujeres trabajadoras e intentar acercarse a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud, que estipula hasta los dos años, la edad óptima de lactancia materna. No obstante, poco se había reparado en cómo compatibilizar esta acción durante las horas laborales, y menos, durante las jornadas de estudio de las mamás estudiantes. Muchas de ellas, obligadas a pasar largas horas en sus casas de estudio.

Asumiendo el desafío, ayer se inauguraron las dependencias, ubicadas en el subterráneo de la UNAB, que constan de cómodos sillones de descanso, un refrigerador para el almacenamiento de la leche, y casilleros para 12 usuarias, para que puedan guardar sus sacaleches con llave.

El Director de la DAE, Fernando Peña, junto a la Directora de Enfermería, inauguraron el esperado lactario en Concepción, que tiene además, el plus de haber sido ideado por una alumna de esta carrera, quien motivada por las necesidades que enfrentó como madre mientras estaba cursando sus ramos, gestionó un proyecto que hoy ya ve la luz. “Con mi experiencia pude ver que existía una carencia y no podía quedarme de brazos cruzados, menos si pertenecía a una carrera que debe involucrarse con sus pacientes y su entorno”, explicó Andrea Cataldo, alumna de tercer año de Enfermería, gestora de la iniciativa y madre de Catalina, hoy de un año 11 meses.

Para Fernanda Orias, estudiante de Quinto año de Trabajo Social y madre de Valentina, de apenas tres meses, este lactario será de gran ayuda para poder continuar con su período de lactancia, pues este semestre debe pasar largas horas en la universidad, donde deberá extraer y almacenar su leche. Lo mejor, indica, que es un lugar con privacidad y cómodo. Astrid Munzenmayer, Directora de Enfermería Concepción, recalcó que esto es mucho más que un proyecto, es un compromiso social con la salud, los programas de gobierno, la OMS y el apego emocional. “Los beneficios de alargar la lactancia materna, son múltiples, desde una mejor y más completa nutrición hasta reforzar y estrechar un fuerte vínculo madre-hijo. Aclaró que la recomendación es mantener la lactancia exclusiva hasta los seis meses y luego complementaria hasta los dos años. Por ello, contar con un lugar como éste es aportar con un grano en esta tarea.

Según la psicóloga de la DAE, Marta Stegmeier, ser madre y estudiante muchas veces requiere de un apoyo terapéutico para afrontar todos los cambios que se vienen, puesto que hay que aprender a compatibilizar los estudios con la demanda materna, que es muy alta sobre todo en los primeros meses. Hay que adaptarse a una nueva vida, con horarios nuevos, con más labores, pero donde el apoyo es fundamental no sólo en sus quehaceres diarios, sino para disminuir, por ejemplo, la deserción. Entre los resultados esperados, está también contribuir a la promoción y prevención de la salud sexual de las adolescentes a través de la educación y desarrollar la autoeficacia de las estudiantes en el cuidado de sus hijos. – See more at: http://noticias.unab.cl/vida-universitaria/inauguraron-lactario-para-estudiantes-y-colaboradoras/

03 Jul , 2014 0 Comments Adherentes, Destacadas, Noticias