En un evento que convocó a destacadas empresas chilenas, BASF fue reconocida por Corresponsables por sus buenas prácticas en materia de RSE y sustentabilidad. Además, en la actividad, la compañía participó junto a Sodexo, Fundación Banmédica, Chile Compras y Sodimac, en un panel donde se abordaron las principales problemáticas de la sustentabilidad en Chile.

En la ocasión BASF dio a conocer el proyecto desarrollado en el archipiélago de Juan Fernández para fortalecer la conservación del picaflor, especie que se encuentra en peligro de extinción y amenazada principalmente por gatos silvestres y domésticos y roedores, entre otros. Lo anterior potenciado, agravado especialmente, luego del tsunami de 2010.

El programa fue realizado en conjunto con el Seremi de Salud de la Región Metropolitana, la Ilustre Municipalidad de Juan Fernández, las ONGS OIKONOS e Island Conservation y la Consultora Medioambiental Bioraptor.

Aumento en la nidificación del picaflor
Luego de dos años de trabajo, Christian López, concejal de Juan Fernández y parte de la ONG OIKONOS, destaca la labor realizada por BASF. “La compañía nos ha apoyado con toda su experiencia en el control de plagas de roedores, lo que a su vez nos ha permitido disminuir la cantidad de gatos y preservar la vida del picaflor en su espacio natural, apoyando uno de los varios problemas que tiene esta especie”.

Cabe destacar que además de la donación de productos, BASF implementó un programa de control de roedores dentro de la zona urbana del archipiélago, beneficiando a más de 290 viviendas.

Impacto positivo en la sociedad
Uno de los grandes objetivos de BASF está relacionado a su compromiso de alinear su éxito económico con el cuidado medioambiental y el trabajo que realiza en las comunidades donde se desempeña. Karin Willeke, Consultora de Responsabilidad Social de BASF destaca que “este tipo de proyectos nos demuestra que trabajando de una manera sostenible se logran resultados mucho más gratificantes y que permiten un crecimiento equilibrado. Fomentar y apoyar este tipo de actividades es para BASF un pilar fundamental que tiene como fin el bien común de la sociedad, de nuestro país y de las futuras generaciones”.

Por su parte, Marcelo Hoyos, Gerente técnico PSS-Higiene ambiental de BASF, destaca los alcances de este tipo de iniciativas que articulan alianzas público – privadas en pos de la sustentabilidad y el medioambiente. “Destacamos este proyecto, ya que además de permitirnos plasmar nuestra expertise en ambientes protegidos sin provocar impacto ambiental, podemos ser un aporte a la comunidad. En ese sentido es importante que a futuro podamos materializar esta experiencia en guías de gestión que permitan replicar este modelo en otras islas o ambientes”, concluye el profesional.