El proyecto “Equilibrio Sustentable para Juan Fernández”, impulsado por BASF Chile, empresa química líder a nivel mundial, fue reconocida con la mención Medio Ambiente en el marco del premio “Buen Ciudadano Empresarial 2015”, entregado por la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio (Amcham).

“Estamos muy orgullosos de recibir esta distinción, que reconoce el trabajo que estamos realizando para aportar a un futuro más sustentable. Dadas las problemáticas que enfrentamos globalmente como humanidad, pensamos que hoy, más que nunca, es importante promover una cultura empresarial que sea más consciente y esté más involucrada con su entorno. Donde no sólo prime el éxito económico como fin, sino que también exista un compromiso con la sociedad y el medio ambiente, a través de proyectos sostenibles en el largo plazo”, señaló Claudia Guterl, vicepresidenta de BASF para Chile y Perú.

El proyecto impulsado por la compañía en el archipiélago de Juan Fernández, zona geográfica declarada Reserva Mundial de la Biósfera por la Unesco en 1977, tuvo como objetivo fortalecer la conservación del Picaflor de Juan Fernández, especie única en el mundo amenazada por diferentes factores. En la actualidad, esta ave sólo habita en la Isla Robinson Crusoe.

Esta iniciativa fue desarrollada por BASF en conjunto con la Seremi de Salud de la Región Metropolitana, la Ilustre Municipalidad de Juan Fernández, las ONGS OIKONOS e Island Conservation y la consultora medioambiental Bioraptor, y permitió recuperar la población histórica de esta especie en peligro de extinción y mejorar el bienestar de los habitantes al reducir la población de vectores y las problemáticas asociadas a enfermedades para humanos y animales que se estaban dando en la zona por ellos.

Una cultura corporativa comprometida

Durante la entrega del premio, Kathleen Barclay, presidenta de Amcham, afirmó que en la actualidad es fundamental que las temáticas RSE “no estén solo acotadas a las áreas de relacionamiento comunitario dentro de las empresas. Por el contrario, es cada vez más necesario que todos los estamentos de las organizaciones estén comprometidos con esta tarea. Desde la gerencia general y el directorio hasta sus bases, para insertar esto en las culturas corporativas”.

Por su parte, la subsecretaria de Economía, Katia Trusich, sostuvo que “hoy en día los consumidores están cada vez más informados y exigen conductas socialmente responsables de las empresas. Más allá de una buena acción, o ser socialmente responsable porque es éticamente lo correcto, hay también detrás un interés de mercado y de negocios para que este tema se incorpore a las estrategia de las empresas de forma transversal”.

Amcham entrega el premio “Buen ciudadano Empresarial” desde 2003, con el objetivo de reconocer públicamente a las mejores prácticas e iniciativas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) implementadas en comunidades, mediante programas que buscan mejorar su calidad de vida y que a la vez sivan de incentivo para ser replicadas por otras empresas.

El jurado del premio en su versión 2015 contó con la participación de Kathleen Barclay, presidenta de AmCham; Dale Eppler, ministro consejero de Embajada de EE.UU.; Katia Trusich, subsecretaria de Economía; Benito Baranda, director ejecutivo de América Solidaria; Javier Irarrázaval, Gerente General The Walt Disney Company en Chile; León Guzmán, gerente general de Burson-Marsteller; e Ignacio Larraechea, gerente General de Acción RSE.