En el marco de su política de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), cuyo objetivo es potenciar el desarrollo económico, social y sustentable de los sectores en los que está presente, BASF junto a la Ilustre Municipalidad de Quinta Normal y el apoyo de SOFOFA, realizaron el Programa Becas Laborales. La iniciativa considera dos cursos de capacitación dirigidos a hombres y mujeres del municipio, la cual pretende entregar herramientas y conocimientos para fortalecer las oportunidades de empleo.

“A principios de 2014 tomamos la decisión de invertir en proyectos sociales para la comuna de Quinta Normal a través del Programa Becas Laborales. Su éxito se debe al trabajo conjunto realizado con la Corporación SOFOFA y la Municipalidad de Quinta Normal, con quienes estudiamos las reales necesidades de los vecinos, identificamos el grupo objetivo y definimos los cursos que se impartirían. Esto es parte de nuestra cultura inclusiva, y tenemos la convicción de que el crecimiento del país está estrechamente relacionado con las acciones que el sector privado potencie”, destacó Daniela Araya, responsable del área de capacitación de BASF, cuya gestión fue fundamental dentro del desarrollo de esta iniciativa.

A lo anterior, Karin Willeke, consultora de RSE de BASF agregó que, “este proyecto tuvo como propósito aumentar las oportunidades de empleo para todas aquellas personas de la comuna de escasos recursos, cesantes o que buscan trabajo por primera vez. Las empresas somos parte integral de la comunidad, y es desde esta mirada, que estamos seguros que compartir nuestro conocimiento y entregar más y mejor educación para los vecinos, es la ruta hacia un futuro económico y socialmente más sustentable”.

En esta línea, a mediados de 2014 se comenzaron a impartir los cursos para implementación y mantención de paneles solares, con una duración de 80 horas en el transcurso de un mes, y para licencia de conducir tipo 5A, con una duración de 255 horas en durante de tres meses, el que permite a los conductores manejar vehículos de carga de hasta 35 toneladas. Cabe mencionar que desde 2012 BASF trabaja con la Corporación SOFOFA, la que en su rol de OTIC (Organismo Técnico Intermedio para Capacitación), proporciona apoyo técnico en la promoción, organización y supervisión de los programas de capacitación.

“Para el municipio es fundamental generar alianzas de trabajo con empresas privadas, ya que su aporte en recursos y conocimiento son la base para llevar adelante iniciativas pensadas en el beneficio de la comunidad. En este caso, BASF ha demostrado su fuerte compromiso con nosotros, lo que sin duda ofrece importantes oportunidades y cambios para nuestros vecinos y sus familias. Sabemos que están muy agradecidos de estos programas, y para nosotros el éxito de uno significa el éxito de todos”, agrega Nataly Fritis, Departamento de Fomento Productivo de la Ilustre Municipalidad de Quinta Normal.

Cabe destacar que el 100% de los alumnos de cada curso obtuvo su certificación, lo que les ha permitido participar activamente de procesos de selección y encontrar trabajo en importantes empresas como CCU y PEPSICO. Sumado a esto, los beneficiarios además de ser parte de entrevistas, han sabido aprovechar el conocimiento adquirido para emprender. Así lo explica Ana María Mauna, dirigente social de la Unidad Vecinal Nº5 de Quinta Normal y alumna del curso de implementación y mantención de paneles solares:

“Creo que es una gran iniciativa que empresas como BASF trabajen en conjunto con la municipalidad para entregar herramientas a los vecinos, ya además de abrir la posibilidad de empleo, mejora nuestra calidad de vida. Como dirigente social muchas veces me veo enfrentada a problemáticas comunales que están fuera de nuestro alcance, como cortes de agua o de luz, y por ello, contar con este conocimiento hoy me permite entregar soluciones rápidas para esas necesidades”.

A las palabras de Ana María se suma el testimonio de Leonardo Arellano, alumno del curso licencia de conducir tipo 5ª: “Siempre quise realizar este curso, pero su precio no me permitía tomarlo. Por eso, cuando supe que se impartiría de forma gratuita me inscribí inmediatamente, y hoy puedo contar con orgullo que llevo seis meses trabajando en la CCU como conductor de camiones de carga. Estoy muy agradecido por esta gran oportunidad, puesto que además de abrirme las posibilidad de empleo, significó un cambio de vida a nivel personal y familiar”.

“Esperamos seguir trabajando de forma mancomunada con la municipalidad, conocer nuevas necesidades y desarrollar cursos que promuevan las competencias de cada persona. Sin duda, la co-creación, la sustentabilidad y la innovación deben ser los cimientos de este camino que ya ha dado excelentes frutos y que por sobre todo, aporta para mejorar el desarrollo social de la comuna”, concluyó Karin Willeke, consultora de RSE BASF Chile.