Según las últimas cifras entregadas por el gobierno, nuestro país a la fecha funciona con 2.052 MW operativos en Energías Renovables No Convencionales (ERNC). Dentro de ese contexto, la que lidera es la energía eólica con 836 MW instalados. Sin embargo, sólo en construcción hay plantas solares que superan esa cifra con 873 MW.

Según publica El Pulso, existe un verdadero boom en las ERNC, dando por resultado que este tipo de energía  alcanzara una participación del 10,9% de la matriz de generación, cifra inédita y que supera largamente el 7,3% del año 2013.

En términos de GWh despachados, el incremento entre un año y otro llega al 53%. Esto significa que la generación con ERNC triplica la exigencia de la ley, que supone una meta del 20% de participación de las ERNC para 2025.

La ley de fomento a las ERNC detonó un impulso nunca visto a la inversión en energía.

El tema, según expertos, es que esta mayor inversión no se destina sólo a la generación verde, sino que también a líneas de transmisión y unidades de respaldo.

Considerando el costo por MW instalado promedio de las ERNC en los últimos años en el país, cercano a los US$2 millones, la inversión total para cumplir con la ley es de al menos US$13.000 millones.

Aporte

Por producción de energía, durante el año pasado el sector con más actividad fue la biomasa, que entregó al Sistema Interconectado Central (SIC) un total de 2.433 GWh al sistema, lo que representa un crecimiento del 17,4% respecto de la producción del año anterior y el 42,8% del total de generación con ERNC en el SIC.

En segundo lugar se ubicó la mini hidro, que representó el 24% del total de las inyecciones ERNC en el SIC, mientras que más atrás quedó la eólica, con el 21,2% pese a haber crecido 120% entre 2013 y 2014.

A esto se suma otro hito para las ERNC, que fue la licitación de suministro para las distribuidoras. El sector fue uno de los de los principales oferentes, aprovechando el mecanismo de bloques horarios incorporados en el diseño de la licitación. Eso permitirá viabilizar una serie de nuevos proyectos, por lo que se espera haya más anuncios en los próximos meses.

Pero para que las ERNC sigan avanzando es imperioso fortalecer el sistema de transmisión. Uno de los mayores polos productivos de energía eólica en el país, la región de Coquimbo (que lidera a nivel nacional en capacidad instalada de ERNC con 592 MW), mantiene paralizados los proyectos a la espera de que se materialicen los proyectos de transmisión anunciados para la zona, pues la capacidad actual ya está copada.

En su discurso en el marco de la cena de fin de año de la Asociación Chilena de Energías Renovables (ACERA), su director ejecutivo, Carlos Finat, abordó este tema. “En todos los mercados eléctricos modernos -y podemos citar como ejemplos al mercado europeo y al norteamericano- el sistema de transmisión está considerado como el principal y necesario habilitante para un mercado competitivo de generación. Las reglas de conexión, manejo de congestiones, acceso a la información, balance de generación y demanda, planificación y gestión de fallas, por mencionar algunas, se han escrito e implementado con el fin de cumplir con el objetivo mayor, que es lograr un alto nivel de competencia en beneficio del consumidor final”, planteó Finat.

El gobierno está precisamente trabajando en un nuevo proyecto de ley que aborda la transmisión, y que será presentado durante este año.

Más solar

Otro aspecto relevante para los próximos años es el incremento que tendrá la energía solar. Sólo en 2014 se inauguraron unos 360 MW en capacidad instalada con esta tecnología, mientras que están en construcción otros 873 MW. Así, la tecnología fotovoltaica se convertirá este año en la de mayor capacidad instalada, superando a la eólica que sólo tiene 165 MW en construcción.

A ello se agregan 110 MW de tecnología de concentración solar de potencia (CSP), que también ampliará la capacidad de ERNC de origen solar.

Pero el boom de inversiones en ERNC está, por ahora, sólo comenzando. Según los cálculos hechos por quienes diseñaron la ley 20-25, dado el factor de planta menor que tienen las energías eólicas y solar -y también a que la ley actuará sobre la energía producida, no sobre la capacidad instalada- para cumplir con la normativa se requerirá instalar, al menos, 6.500 MW de aquí a 2025. Hay quienes plantean, como la Asociación de Generadoras de Chile, que incluso podrían ser necesarios 8.000 MW adicionales de capacidad instalada. Lo que equivale a entre el 45% y el 60% de la capacidad instalada actual del SIC. Es decir, muchísimo.

Beneficios

La Asociación Chilena de Energías Renovables encargó un estudio a la consultora española Inodú, que analizó los resultados del último proceso de licitación de suministro eléctrico para clientes regulados (habitacional, comercio y pequeñas y medianas empresas), donde las ERNC participaron con 16 de las 18 propuestas presentadas.

De acuerdo al análisis, la utilización de bloques horarios junto a la participación de oferentes asociados a proyectos de ERNC, producirá ahorros por hasta US$360 millones, considerando que las adjudicaciones son por un total de 15 años.

El proceso de licitación comprendió 13.000 GWh (entre el 15% y 17% de la energía regulada), suministro que está dividido en cuatro bloques que se inician entre 2016 y 2019, con una duración de 15 años cada uno. De eso, las ERNC acapararon el 30%.

El objetivo del gobierno con este proceso era obtener una baja de precios respecto a 2013 (US$128,2/MWh), que logrará amortiguar las alzas en las cuentas durante los próximos años. Y en promedio, se logró un precio de US$107/MWh para dicho proceso.