Según un Estudio publicado en El Dínamo, en 1992 Santiago tenía 50.191 hectáreas de superficie. De acuerdo a una investigación del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la UC, las 20 mil hectáreas adiciones que sumó hasta el 2012 se debieron a costa de suelos agrícolas ubicados en el sector sur y algunos terrenos en el norte. Según un informe ejecutado por la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa) del Ministerio de Agricultura, la mayoría de estas hectáreas eran agrícolas.

Según un informe realizado por el Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (Cedeus), quienes utilizando fotografías satelitales, el análisis señala que entre 1987 y 2011, Santiago perdió cerca de 20% de la cobertura vegetal. O sea, en 24 años hay un cuarto de espacios verdes menos.

“Dentro de la ciudad, la disminución más fuerte se produjo en núcleos urbanos consolidados antes de los 80. Por ejemplo, en áreas verdes mal mantenidas o deterioradas, o en el caso de casas que tenían jardín y donde construyeron edificios sin áreas verdes. En la periferia, el crecimiento de la ciudad consumió terrenos agrícolas”, detalla el investigador y biólogo de la U. de Chile Francisco de la Barrera a El Mercurio.

Por su parte, la jefa de la división de Recursos Naturales y Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, Alejandra Figueroa, asegura que  “la reducción de la cubierta vegetal, en particular de especies nativas, tiene directa relación con el cambio de uso de suelo. La expansión urbana es un fenómeno no solo nacional, sino también mundial, y esto genera impactos sobre los ecosistemas en su conjunto”, señala a El Mercurio.

Para contrarrestar la disminución de áreas verdes, el Gobierno se encuentra ejecutando un plan de construcción de 34 parques urbanos que totalizan más de tres millones de m² de áreas verdes en todo el país. De estos, cuatro estarán en la Región Metropolitana.

13 Mar , 2015 0 Comments Destacadas, Noticias, Temas de interés