De acuerdo a lo publicado en el portal Sustentare, la filial renovable Enel Green Power (EGP), publicó detalles de su plan estratégico de crecimiento para el período 2015-2019, el que consiste en inversiones por un total de €8.800 millones, de los cuales el 53% se invertirá en América Latina.

Este presupuesto se compara con el capex de US$9.600 millones que la firma tiene vigente para inversión en América Latina en energía convencional entre 2015 y 2019, aunque este número considera crecimiento y también inversión en mantenimiento.

Endesa entregó detalles de su nuevo pipeline de proyectos, pero no se dio a conocer el monto de inversión asociada sino sólo la potencia instalada. Además se explicó que al menos en el caso de Chile no se van a materializar todos los proyectos al mismo tiempo -que suman 3.000 MW- sino que se avanzará de acuerdo con los requerimientos del mercado.

Distinto es el caso de EGP, en el que además el grupo italiano tiene la ventaja de que se trata de una filial que le pertenece en un 100%, por lo que los beneficios de la operación de estas centrales le llegan en su totalidad.

En Chile, Enel Green Power mantiene hoy en ejecución proyectos que suman 598 MW, lo que deja al país en segundo lugar mundial tras Brasil, que lidera con 837 MW. Incluso Estados Unidos, país que ha dado un fuerte impulso a las energías renovables, está por detrás de Chile con 424 MW en proyectos en ejecución.

En esta condición figuran los proyectos Lalackama II (solar, 18 MW), Talinay Poniente (eólico, 61 MW), Finis Terrae (solar, 160 MW) y la primera planta geotérmica de Sudamérica, Cerro Pabellón (38 MW), en la que el conglomerado europeo es socia con ENAP.

EGP presentó también un listado de proyectos “listos para construir”, que en el caso de Chile suman 112 MW, todos ellos en energía eólica.

Crecimiento local
En la última conferencia de resultados, el CEO de EGP, Francesco Venturini, explicó que la empresa puso en marcha 300 MW en el mundo durante el primer trimestre, esperando agregar otros 200 MW en la segunda mitad del año, especialmente en capacidad eólica en Latinoamérica.

Respecto de Chile, destacó el inicio de las obras de Cerro Pabellón y su importancia para la diversificación de las fuentes de Enel. “En Chile, estamos diversificando nuestro negocio hacia una cuarta tecnología, la geotérmica, con una planta de 38 MW que será la primera de su tipo en Sudamérica. Además, estamos trabajando en una planta de energía solar fotovoltaica de 160 MW la más grande del continente sudamericano. En México, estamos construyendo una planta eólica de 100 MW”, comentó Venturini.

El ejecutivo también reconoció que están mirando las licitaciones de abastecimiento eléctrico que vienen en México, Perú y Chile.